14 de marzo de 2007

Bolivia.- La hoja de coca no logra el apoyo suficiente para su inclusión en el nuevo escudo de Bolivia

LA PAZ, 14 Mar. (EP(AP) -

La propuesta de un grupo de asambleístas de incluir en la nueva Constitución que la hoja de coca sea parte del escudo boliviano, no logró el respaldo necesario en el oficialismo y fue rechazada por la oposición.

"Es una tontería, primero tenemos que cambiar el país", comentó a AP el jefe de los diputados del Movimiento al Socialismo (MAS), Gustavo Torrico, el partido del presidente Evo Morales.

La propuesta surgió de un grupo de ese partido al interior de la Asamblea Constituyente que ha sugerido sustituir el laurel y el olivo del escudo por la hoja de coca. Además, propuso declarar al arbusto como un "recurso natural, económico, renovable, estratégico y bioenergético".

Torrico dijo que su partido decidió que los símbolos patrios serán respetados. "No hemos elegido asambleístas para que se ocupen de esas cosas, sino para que reformen los cimientos ideológicos del país. Nosotros más bien estamos en contra de todo maquillaje", dijo.

Las autoridades del ejecutivo evitaron comentar el asunto al que le restaron importancia.

La Asamblea Constituyente debe redactar una nueva constitución en agosto. La propuesta de incluir a la coca en los símbolos patrios no ha sido debatida todavía en el plenario boliviano.

Por su parte, diputados de la oposición se mostraron contrarios a esta propuesta con el argumento de que la hoja de coca es solo un referente cultural para la parte oeste del país, según el diputado Mauricio Paz.

En ese sentido, un diputado de Santa Cruz, Rubén Darío Cuellar, recordó que esa hoja "fue un símbolo del colonialismo", porque los conquistadores la utilizaron para explotar a los esclavos en las minas bolivianas durante la colonia.

Los campesinos del occidente de Bolivia acostumbran a masticar hojas de coca para neutralizar la sensación de hambre y despejar el cansancio, pero también tiene uso en medicina tradicional y en ceremonias rituales.