21 de septiembre de 2015

Bolivia inicia una vigilia a la espera del fallo de la CIJ

LA PAZ, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Bolivia ha iniciado una vigilia a la espera de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se pronuncie sobre su competencia para conocer la demanda contra Chile para exigir una salida soberana al océano Pacífico.

"Hemos decidido hacer una vigilia desde mañana (martes)", ha anunciado el presidente boliviano, Evo Morales. "¿En qué consiste? En que en todas nuestras instituciones se ice la bandera de la reivindicación marítima", ha explicado.

Morales ha llamado a "esperar con paciencia y humildad" el dictamen de La Haya, aunque ha confiado en que "habrá buenas noticias" para Bolivia. "Desde el momento que admitió la demanda sabe que es de su competencia", ha esgrimido.

El líder indígena también ha acusado a Chile de invadir territorio boliviano con el apoyo de Reino Unido, unas declaraciones que han enfurecido al ministro de Exteriores chileno, Heraldo Muñoz, según ha informado la prensa local.

"No voy a responder las reiteradas agresiones verbales del presidente de Bolivia", ha dicho Muñoz a su salida de una reunión con el equipo jurídico de Chile, indicando que prefiere concentrarse "en lo que viene por delante".

El jefe de la diplomacia chilena ha explicado que "aquí no está en juego la integridad territorial de Chile", asegurando que "tarde o temprano Bolivia tendrá que entender que no puede obligar (a su vecino) a ceder territorio" a su favor.

"Hay confianza en el trabajo que hemos realizado y hay serenidad respecto a lo que se va a comunicar por parte de la CIJ", ha afirmado. "No nos ponemos en ningún escenario que no sea el de haber defendido los intereses nacionales", ha zanjado.

CONFLICTO TERRITORIAL

El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena, Michelle Bachelet, firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.

Para leer más