25 de septiembre de 2007

Bolivia/Irán.- Ahmadineyad visitará esta semana Bolivia para establecer relaciones diplomáticas con el país sudamericano

LA PAZ, 25 Sep. (EP/AP) -

El Gobierno boliviano confirmó ayer que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, visitará el próximo miércoles o jueves Bolivia, al tiempo que confirmó que en breve se establecerán relaciones diplomáticas con Irán. Este anunció avivó las críticas de la oposición boliviana que acusó al presidente, Evo Morales, de obedecer las órdenes dictadas por Caracas.

En respuesta a las voces críticas, el vicepresidente Álvaro García aseguró en declaraciones a los periodistas que la futura relación con Irán se producirá "exclusivamente en el ámbito de la producción y el comercio". Aunque declaró que Bolivia respeta las decisiones de Naciones Unidas y entiende la preocupación de Estados Unidos por el programa nuclear iraní, García señaló que es un tema en el que Bolivia no se involucra.

Por su parte, el portavoz presidencial, Alex Contreras, advirtió de que el Gobierno no escuchará las observaciones de Estados Unidos de que Teherán promueve el terrorismo, ya que estas observaciones proceden de un país que desarrolla "políticas de guerra y armamentistas".

Mientras, una delegación encabezada por el viceministro de Asuntos Internacionales del ministerio del Petróleo iraní, Noghrehkar Shirazi, inició ayer negociaciones para concretar los acuerdos que firmarán Morales y Ahmadineyad.

"No nos preocupa mucho lo que otros países piensen sobre nuestra relación", dijo el funcionario iraní respecto a las críticas estadounidenses sobre el acercamiento. "No olviden que los dos países son soberanos, independientes", agregó.

Pero el diputado Fernando Messmer, de la opositora 'Podemos', declaró a 'AP' que el Gobierno de Morales "es un tonto útil" del mandatario venezolano Hugo Chávez, responsable, a su juicio, de la decisión de que Bolivia establezca relaciones con Irán. Anunció también que su partido pedirá en el Congreso informes a la cancillería sobre la visita.

Contreras justificó el acercamiento a Irán al señalar que sólo Bolivia y Paraguay, "que siempre han estado pendientes de los designios de las políticas de intromisión de los Estados Unidos, no tienen (en la región) relaciones diplomáticas con ese país", que Morales busca con Irán acuerdos económicos, pero que no apoya sus planes nucleares.

Además señaló que Ahmadineyad firmará en Bolivia "acuerdos que tienen que ver con planes y proyectos de petroquímica, de tecnología y de la instalación de una serie de plantas industrializadoras (agropecuarias)". "No estamos hablando de armamento...", precisó el portavoz.