25 de septiembre de 2007

Bolivia/Irán.- Morales defiende los vínculos de La Paz con Teherán y pide apoyos para extraditar a Sánchez de Lozada

NUEVA YORK, 25 Sep. (EP/AP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, defendió hoy los vínculos de su Gobierno con Irán asegurando que su país necesita toda la ayuda internacional que pueda conseguir para mejorar la situación económica de su país.

"Decidimos abrir acuerdos y relaciones diplomáticas con Irán no para dañar a nadie ni para ofender a nadie sino para complementarnos y mejorar la situación económica del país", indicó Morales en un encuentro con la prensa el marco de la Asamblea General de la ONU.

Así, recordó que su ministro de Exteriores, David Choquehuanca, viajó recientemente a Irán y quedó "muy impresionado" por el desarrollo tecnológico en petroquímica. Bolivia, con sus abundantes recursos naturales, necesita aprovechar esa tecnología, añadió.

Morales admitió que hay críticas sobre sus relaciones con el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad --que está acusado por la comunidad internacional de estar desarrollando un programa nuclear-- pero aseguró que Bolivia no participaría en esos programas.

"Jamás nuestro pueblo apostará ni acordará programas que atenten contra la vida. Nunca habrá acuerdos para la muerte", declaró el presidente, quien fustigó a la "oligarquía" de su país y al Departamento de Estados por apoyar a la oposición boliviana.

"Hemos sido permanentemente víctimas del Departamento de Estado. Hay algunos funcionarios que apuestan por este proceso de cambios de la democracia, pero hay algunos que permanentemente provocan, incitan, si no a la violencia, al desgaste de Evo Morales", denunció.

Sin embargo, aclaró que no por eso su gobierno tiene intención de romper relaciones con Estados Unidos, aunque aclaró que Bolivia no se doblegará ante Washington. "Si por 500 años tuvimos paciencia, vamos a seguir con paciencia a sostener el diálogo", indicó.

EXTRADICION DE SANCHEZ DE LOZADA

En otro orden de cosas, pidió en Nueva York apoyos para lograr la extradición a Bolivia del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, para que asuma su defensa en un juicio en su país por un presunto delito de genocidio.

"En ese marco de los pueblos y la lucha por las reivindicaciones es importante que ustedes apoyen la extradición de Gonzalo Sánchez Lozada para respetar los Derechos Humanos y que nunca gobiernos democráticos hagan un daño económico a mi país", señaló Morales.

El mandatario boliviano fue el invitado de honor en un acto celebrado en el salón principal del colegio universitario The Cooper Union, en la zona sur de Manhattan, al que asistieron centenares de estudiantes y residentes bolivianos en la Gran Manzana.

Morales habló durante casi hora y media y explicó la evolución de la lucha campesina e indígena en su país, cómo se incorporó a ella en 1980 y del proceso que siguió en los años posteriores hasta formarse el Movimiento al Socialismo (MAS).

"¿Por qué hemos apostado por la Asamblea Constituyente?, porque queremos hacer una profunda transformación democrática, pacífica y cultural", explicó Morales ante el auditorio, tras lo cual subrayó que lo que se busca es "crear el poder del pueblo".

La extradición de Sánchez de Lozada, quien presidió Bolivia de 1993 a 1997 y de 2002 a 2003 y está acusado de genocidio por la muerte de 67 personas durante la masacre de 2003, es un asunto de "enorme preocupación" para su país.

"Gonzalo Sánchez de Lozada con su equipo, quien violó los derechos humanos y se escapó tan feliz a Estados Unidos (...) no sólo puede ser extraditado, sobre todo debe ser expulsado de Estados Unidos", afirmó Morales entre los aplausos de la audiencia.