26 de noviembre de 2019

Bolivia.- El líder opositor Luis Fernando Camacho, dispuesto a ser candidato en Bolivia "si el país demanda"

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, se ha mostrado dispuesto este martes a ser el candidato opositor en las nuevas elecciones presidenciales que se dispone a celebrar Bolivia para superar la crisis política desatada tras los comicios del 20 de octubre.

La propuesta la ha lanzado el ex candidato presidencial por la Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Vítor Hugo Cárdenas, que ha instado a todos los opositores que rivalizaron con Evo Morales el 20 de octubre a renunciar a sus aspiraciones para dar paso a una candidatura única.

Cárdenas ha señalado a Camacho, que ha surgido como figura opositora en el marco de la ola de protestas postelectorales, y al líder del Comité Cívico de Potosí, Marco Antonio Pumari, también catapultado por las actuales convulsiones, como candidatos a presidente y vicepresidente, respectivamente.

"Si el país demanda la dupla, tendremos que sentarnos con los sectores" opositores para tomar una decisión y, "si no es lo mejor para Bolivia, entonces no lo vamos a hacer", ha contestado Camacho en la misma rueda de prensa.

Así, Camacho ha subrayado que no pretende "causar fricción" en la oposición ni "dividir el voto". "Queremos unidad y candidaturas claras", ha aseverado, según informa el diario boliviano 'Página Siete'.

En la misma línea se ha pronunciado Pumari, que ha abogado por "unificar criterios". "Si nuestro compromiso va más allá del valor cívico, entonces lo asumiremos con responsabilidad", ha declarado.

Una eventual candidatura presidencial de Camacho supondría desplazar al ex presidente y ex vicepresidente Carlos Mesa, que compitió en las últimas elecciones y logró el respaldo de los demás candidatos opositores al ser el segundo más votado, por detrás de Morales, de acuerdo con los resultados oficiales.

Sin embargo, al desvanecerse la posibilidad de celebrar una segunda vuelta entre Morales y Mesa y, con la autoproclamación de Jeanine Áñez como mandataria interina, el ex candidato presidencial se ha visto desplazado.

"Los políticos deben entender que debe existir renovación en todos los niveles de nuestro país", ha considerado el líder cívico de Potosí.

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre después de que la auditoría encargada a la Organización de Estados Americanos confirmara "irregularidades" en el proceso electoral. Tras un mes de protestas que han dejado más de 30 muertos, simpatizantes y detractores del líder indígena se pusieron de acuerdo en el Congreso para aprobar una ley que establece la 'hoja de ruta' para la celebración de nuevos comicios.

La ley veta expresamente las candidaturas de Morales y el que fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera, ambos exiliados en México. El ex presidente boliviano ha asegurado en numerosas entrevistas que está dispuesto a no participar en las próximas elecciones en pro de la "pacificación" del país.