3 de mayo de 2007

Bolivia.- Maestros y trabajadores de salud realizan una huelga para exigir al Ejecutivo un aumento salarial del 7%

LA PAZ, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Maestros y trabajadores sanitarios de Bolivia realizan hoy un paro a nivel nacional para exigir al gobierno un aumento salarial de al menos el 7 por ciento.

Durante este jueves no habrá clase en los centros educativos de los centros urbanos y rurales. Por su parte, los trabajadores del sector sanitario bolivianos, a los que se sumó el colectivo de médicos, tampoco trabajarán hoy, por lo que la atención hospitalaria será casi inexistente, al menos en la capital.

Los ministros de Educación, Víctor Cáceres; de Salud, Nila Heredia y de Gobierno, Alfredo Rada confirmaron este jueves que el aumento salarial no pasará del seis por ciento que el Ejecutivo que preside Evo Morales les ha ofrecido. "Es cierto que el aumento del seis por ciento en el magisterio no cubre las necesidades de los maestros; pero no es responsabilidad de este gobierno, sino de los anteriores gobiernos neoliberales", declaró Cáceres a Televisión Boliviana.

"En el tema del paro de los maestros y médicos lamentamos mucho", "entendemos sus reclamos, pero este Gobierno ha hecho todo para atender el 6 por ciento de incremento", dijo anoche el vicepresidente boliviano, Álvaro García Montes, desde la clínica Los Olivos, en Cochabamba, donde fue intervenido satisfactoriamente de una hernia de disco.

Esta mañana comenzó una manifestación como muestra de protesta frente a la Casa Social del Maestro y pidió 10.000 nuevos ítems (puestos de trabajo), un descuento por los días que realizaron huelgas.

"El paro queda totalmente ratificado a nivel nacional, ningún dirigente puede suspenderlo porque es una resolución de una conferencia nacional", manifestó el dirigente José Luis Álvarez.

"Se delinearán otras medidas que serán llevadas al ampliado nacional el 7 de mayo donde definiremos otras presiones que sean más radicales para obtener una respuesta favorable de parte del Gobierno", señaló Álvarez.

Mientras, a los trabajadores del sector sanitario, tras una semana de paro nacional indefinido, se adhirieron los médicos, enfermeras, especialistas, bioquímicos, nutricionistas y trabajadores sociales, entre otros. Los trabajadores de salud piden un aumento salarial del siete por ciento y un incremento del 20 por ciento en su haber básico mensual.

"Se determinó acatar un paro de 24 horas movilizado y de brazos caídos con asistencia en nuestros centros de salud, porque el Gobierno no dio una respuesta positiva a la demanda del aumento salarial, puso trabas en el tratamiento del escalafón de la categoría médica a nivel central, negó el bono de riesgo y no prestó atención en cuanto a las jubilaciones", indicó el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de La Paz (Sirmes), Freddy López Peña, según indica el diario boliviano 'La Razón'.