4 de junio de 2007

Bolivia.- Los magistrados del Poder Judicial anuncian paralización de actividades por 24 horas a partir de mañana

LA PAZ, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los magistrados del Poder Judicial de Bolivia confirmaron hoy la paralización total de sus actividades por 24 horas a partir de mañana, en protesta por los "continuos ataques" por parte del presidente Evo Morales, quien en varias ocasiones llamó "corruptos" a los jueces.

La huelga está convocada por los presidentes de las Cortes de Distrito, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), los miembros del Consejo de la Judicatura y de la Asociación de Magistrados de Bolivia, cuyo presidente, Mario Pereira, alegó que esta medida responde al "atentado" en contra de la independencia de poderes y la institucionalidad democrática por parte de Morales.

La decisión fue tomada el pasado viernes en la ciudad de Cochabamba, pero se esperaba que este fin de semana tanto el Gobierno como los magistrados tuvieran un acercamiento, pero esto no fue posible, según informaron los medios locales.

Los funcionarios del Poder Judicial expresaron además su molestia por la resolución dictada por el comité del ministerio Público y Policía Judicial de la Cámara de Diputados al emitir una orden de captura contra cuatro miembros del Tribunal Constitucional (TC) que destituyeron a otros cuatro jueces de la CSJ que fueron elegidos por Morales.

Por su parte, la Asociación Nacional de Funcionarios Judiciales y Administrativos (ANAFUJA) anunció hoy que no acatará el paro convocado y exhortó a los magistrados y jueces "comprometidos con la legalidad y el servicio a las leyes" no sumarse a esta actividad.

"Con este paro no se está defendiendo la institución, sino se está defendiendo a los magistrados del TC que fallaron en contra de la ley y la Constitución" boliviana, dijo la titular de este organismo, Ana Mará Murillo.

A este respecto, el mandatario boliviano advirtió a quienes promueven estas acciones que aplicará la norma "día no trabajado, día no pagado" a quienes se sumen mañana al paro de 24 horas, al aclarar que reconoce el derecho a la protesta pero no la suspensión de un servicio tan importante a la ciudadanía.

"Los funcionarios que respondemos al Estado ganamos dinero del impuesto que paga el pueblo, por eso día no trabajado día no pagado", declaró Morales, al insistir en sus críticas hacia los magistrados asegurando que el "Poder Judicial se convirtió en un poder perjudicial".