16 de agosto de 2008

Bolivia.- Manifestantes autonomistas intentan tomar un edificio policial en Santa Cruz

LA PAZ, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Manifestantes autonomistas intentaron ayer tomar el edificio del Comando Departamental de la Policía de Santa Cruz, en protesta por el violento desalojo de un grupo de personas con discapacidad que se encontraban ocupando una de las oficinas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), informó la emisora boliviana Radio Erbol.

Los unionistas armados con palos, piedras, petardos y otros objetos contundentes, arremetieron contra los policías que se encontraban en el Comando Departamental y atacaron el edificio, en respuesta los uniformados dispararon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, quienes encendieron llantas de vehículos interrumpiendo el tráfico en las calles adyacentes.

El enfrentamiento se prolongó durante varias horas hasta que una comisión encabezada por el prefecto Rubén Costas y el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Branko Marinkovic, se presentaron en el lugar para propiciar un diálogo entre los representantes de los discapacitados y el Comandante de la Policía de Santa Cruz. Hasta el momento continúa la reunión en dependencias de la Policía Departamental.

INICIO DE LA VIOLENCIA

"Recibimos la Policía en nombre de la autonomía", declaró Marinkovic, al ingresar a la jefatura policial que estaba en poder de un grupo de choque conocido como Unión Juvenil Cruceñista (UJC), según transmisiones en vivo de televisión. El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, dijo en una conferencia de prensa nocturna que los autonomistas cruceños ejecutaban "un plan de acción contra la Policía", en "el inicio de lo que parece ser una escalada de actos violentos que han anunciado los dirigentes cívicos".

Los medios dijeron que activistas de la UJC salieron en defensa de los discapacitados, ante la aparente "brutalidad" policial, produciéndose choques que derivaron al final del día en la toma de la jefatura policial. "Los discapacitados fueron utilizados como punta de lanza, detrás de ellos venían los de la UJC", aseguró Rada al relatar la toma del edificio policial.

Los incidentes ocurrieron al día siguiente que los prefectos opositores y líderes cívicos de cinco departamentos, liderados por Santa Cruz, decidieran realizar un paro el martes 19, exigiendo la devolución de parte de un impuesto petrolero que el Gobierno de Morales destinó al pago de una renta de ancianos.