21 de noviembre de 2007

Bolivia.- Miles de manifestantes, seguidores del presidente Evo Morales, piden el cierre del Senado

LA PAZ, 21 Nov. (EP/AP) -

Vecinos de la ciudad de El Alto, mayoritariamente partidarios del presidente Evo Morales, llegaron hoy a las inmediaciones del Congreso para exigir el cierre del Senado, por la negativa de ésta Cámara, de mayoría opositora, para aprobar determinadas leyes que promueve el gobierno.

La manifestación llegó a la plaza de Murillo, lugar donde tradicionalmente se impedía el acceso a este tipo de actos ya que en ella se encuentran las sedes del Legislativo y del Palacio Presidencial. Los manifestantes trataron además de ingresar al Congreso para desde ahí dirigirse al Senado, que ya había sido desocupado por los legisladores opositores.

Un cerco policial impidió el paso de los manifestantes de esa ciudad obrero-campesina, que de todos modos colocaron un candado simbólico a una puerta del Palacio Legislativo. La marcha cortó totalmente el tránsito en el centro de La Paz durante varias horas.

"¡Ahora sí, guerra civil!", gritaban los manifestantes, mientras algunos de ellos quemaban muñecos de plástico y cartón que representaban a varios dirigentes opositores, entre ellos al líder de la principal fuerza opositora Podemos y ex presidente de la república (2001-2002) Jorge Quiroga.

Los alteños, encabezados por el alcalde de su ciudad Fanor Nava y el concejal Roberto de la Cruz, ambos simpatizantes del presidente Morales, también exigieron la reanudación de las sesiones de la Asamblea Constituyente, interrumpidas desde hace tres meses por demandas de grupos cívicos para mantener la capitalidad del país en Sucre.

Los manifestantes, que llegaron de El Alto en una caminata de unos 12 kilómetros, exigieron simultáneamente el cierre del Senado y que éste apruebe una ley ya sancionada en la Cámara de Diputados, donde el oficialismo tiene la mayoría, que recorta los ingresos de las regiones para pagar una renta vitalicia a los mayores de 60 años.

También reclamaron la aprobación de otras leyes que, como la renta a los mayores de alrededor de 300 dólares anuales (201 euros), son promovidas por el presidente, Evo Morales.

El proyecto de la renta, que es rechazado por Podemos y la mayoría de los prefectos (gobernadores), quita a los nueve departamentos del país recursos de coparticipación en un impuesto a la producción de gas y petróleo por alrededor de 200 millones de dólares anuales (134 millones de euros). La oposición está de acuerdo con la renta, pero considera que ésta debe ser pagada con recursos del gobierno nacional.

Los manifestantes también advirtieron que miles de alteños podrían viajar a la sureña ciudad de Sucre para hacer frente a los numerosos grupos de universitarios y ciudadanos comunes que han impedido los trabajos de la Asamblea con la exigencia de que debe tratar el retorno del Ejecutivo y Legislativo a esa que es la capital histórica.