1 de octubre de 2008

Bolivia.- Una misión de la comisión de DDHH de la Unasur inicia su investigación sobre la masacre de Pando

LA PAZ, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una misión de la comisión de Derechos Humanos de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) inició ayer su trabajo en Bolivia para indagar detalles de la matanza de 18 personas, la mayoría de ellos campesinos, en el departamento de Pando, región a la que se dirigirán hoy.

La delegación que está dirigida por el abogado argentino Rodolfo Mattarollo, un connotado defensor de los Derechos Humanos, se reunió la mañana de este martes con la viceministra boliviana de Coordinación Gubernamental, Rebeca Delgado. Al término de la reunión, Mattarollo señaló que esta es una visita exploratoria de dos días de la comisión de Derechos Humanos de la Unasur que va hacer el seguimiento de la investigación de los sucedió en el departamento de Pando.

Adelantó que en una segunda visita, que no precisó para cuándo, vendrán además, "comisionados con apoyo técnico de investigación". "Recogeremos los testimonios, visitaremos los lugares y al final sacaremos las conclusiones y recomendaciones como lo ha pedido la Unasur", matizó.

TESTIMONIOS

En ese sentido, la misión de la Unasur se trasladará hoy a la ciudad de Cobija, Pando, para recoger los testimonios de las personas que tengan informes de los hechos ocurridos el 11 de septiembre pasado, donde murieron 18 personas. En una segunda visita la misión se entrevistará con los detenidos por desacatar el estado de sitio a fin de ver las condiciones en las que estos se encuentran.

En caso de que se den las condiciones, se entrevistarán con las personas que salieron del país, como es el caso de los cívicos pandino liderados por su presidenta Ana Melena de Zusuki, que se encuentran en la población brasileña de Brasilea.

Las indagaciones se realizarán tras dos resoluciones aprobadas por los presidentes de la Unión de Naciones Sudamericanas, que se reunieron el 15 de septiembre en Santiago de Chile y nueve días después en Nueva York, para evaluar la crisis boliviana. En la capital chilena, los presidentes de la región apoyaron la democracia boliviana y respaldaron que "una comisión de Unasur realice una investigación imparcial que permita establecer y esclarecer a la brevedad este lamentable suceso", en referencia a los incidentes de Pando.

INCIDENTE

Los informes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) y del Defensor del Pueblo, aseguran que centenares de campesinos fueron emboscados, presumiblemente por funcionarios de la prefectura de Pando, dirigida por Leopoldo Fernández, en medio de protestas en cinco de los nueve departamentos del país en contra del Jefe de Estado.

A su vez el Poder Ejecutivo aseguró que "sicarios peruanos y brasileños", al servicio de la prefectura de Pando, acribillaron a los campesinos que se dirigían a Cobija a una concentración pública, dejando 18 muertos, decenas de heridos y cientos de desaparecidos. La violencia motivó que Morales decretara un estado de sitio en Pando, confinara al prefecto Fernández y lo reemplazara con un almirante de la Fuerza Naval Boliviana.

Fernández, que apoyaba la causa de sus colegas de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca y que entre todos formaban la más fuerte oposición a Morales, fue recluido a un penal público de La Paz, junto a reos comunes.

Unasur, integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, ya envió hace dos semanas a Bolivia una misión de observadores del tortuoso diálogo entre el presidente y prefectos opositores para zanjar la crisis.