11 de agosto de 2008

Bolivia.- Morales aboga por el diálogo con la oposición y la unidad de todos los bolivianos con la nueva Constitución

LA PAZ, 11 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se declaró vencedor del referéndum revocatorio y abogó por el diálogo con la oposición. Además, el mandatario aseguró que continuará con su política de nacionalización de la economía del país, el más pobre de Sudamérica.

Tres horas después de que la televisión privada 'ATB' proyectase la ratificación de Morales con más del 60 por ciento de votos, el mandatario encabezó una bulliciosa celebración callejera frente al palacio gubernamental en La Paz, donde prometió, al grito de "patria o muerte, venceremos", seguir con su política socialista.

"Estamos aquí para seguir avanzando en la recuperación de los recursos naturales, en la consolidación de las nacionalizaciones y en la recuperación de las empresas del Estado", dijo Morales.

Morales, quien asumió el poder en enero de 2006, agradeció la participación ciudadana en el primer referéndum revocatorio de mandatos efectuado en el país. Asimismo, afirmó que su ratificación era un nuevo mandato que "será aplicado en distintos sectores y regiones del país para que de esta manera Bolivia cambie, tenga igualdad y dignidad para todos los bolivianos y bolivianas".

También, aseguró que respetará la "legitimidad" de aquellos prefectos ratificados en el referéndum (según las encuestas a pie de urna fueron ratificados cinco de los ocho) y les ofreció compatibilizar sus procesos de autonomía con una nueva Constitución que pretende poner en vigencia.

Sin embargo, este tono conciliador del presidente contrastó con un amenazante discurso del también ratificado prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, líder derechista que dijo que el Gobierno se metería en "un callejón sin salida" si pretende seguir adelante con su plan de cambio constitucional.

Al respecto, el presidente señaló que este referéndum es una forma de unir a los bolivianos, algo que "sólo se dará juntando la nueva Constitución con los estatutos autonómicos" aprobados en meses pasados en cuatro departamentos, liderados por el motor económico del país, Santa Cruz, sin la aprobación del Gobierno.