10 de febrero de 2006

Bolivia.- Morales autoriza la intervención preventiva de LAB y acaba con el paro de trabajadores de Santa Cruz

LA PAZ, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, autorizó mediante un decreto supremo a la Superintendencia de Transportes, a intervenir preventivamente al Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) por tres meses y le facultó para asumir todas las acciones necesarias para reestablecer actividades en la línea aérea.

Desde Santa Cruz, pilotos y trabajadores celebraron la decisión del Gobierno y levantaron el paro que iniciaron hace ocho días, anunció hoy la agencia de noticias Bolpress.

Morales designó a Wilson Villarroel como superintendente de Transportes en sustitución de Luis Fernando Salinas, quien fue obligado a renunciar tras haber redactado un proyecto de decreto para intervenir al LAB a espaldas del Gobierno.

Villarroel tienen la misión de llevar adelante la intervención preventiva con tres objetivos centrales: reestablecer el servicio, investigar profundamente el manejo económico en la empresa y estudiar y proponer políticas que salven a la línea aérea bandera.

"Ni el Gobierno ni el pueblo pueden cargar con los pasivos de la empresa. Sospecho que hubo graves actos de corrupción", afirmó el presidente Morales, pidiendo al presidente del LAB, Ernesto Asbún, a los pilotos y a los trabajadores que apoyen la decisión de su Gobierno y coadyuven en la investigación.

La dirigencia de los pilotos comentaron que el Gobierno no se equivocó y aseguraron estar dispuestos a levantar de los escombros a la línea aérea, que antaño fue el orgullo de los bolivianos.

Como medida de emergencia, el Gobierno solicitó a instituciones nacionales y gobiernos de países vecinos que ayuden a buscar soluciones humanitarias y trasladen a los pasajeros varados en Bolivia y en el exterior a causa del paro.

Morales hizo gestiones con los gobiernos argentino y cubano. Además, encargó a la Fuerza Aérea de Bolivia el transporte de pasajeros en el eje troncal del país: Santa Cruz-La Paz-Cochabamba.

"La intervención preventiva servirá para detectar a los responsables del mal manejo de la empresa", dijo Morales, quien comentó además que la labor de la Superintendencia de Transportes, de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), del Servicio de Impuestos Nacionales "dejó mucho que desear" en los últimos años, pues estas instituciones tenían la obligación de velar por el correcto funcionamiento de la empresa.

Morales lamentó la decisión, pero insistió en que la crisis en el LAB no es un problema del Gobierno nacional sino responsabilidad de las malas políticas aplicadas por quienes se hicieron cargo de la administración de la empresa. "Con expertos, juristas, y economistas vamos a levantar a la línea aérea, vamos a apelar a la comunidad internacional para que nos ayude a hacerlo", prometió Evo.