4 de mayo de 2006

Bolivia.- Morales y Chávez sellan una "alianza estratégica" de sus petroleras estatales para explotar nuevos yacimientos

LA PAZ, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Los presidente de Bolivia y Venezuela, Evo Morales y Hugo Chávez, han sellado una "alianza estratégica" de sus respectivas petroleras estatales, la boliviana YPFB y la venezolana PDVSA, para desarrollar proyectos de explotación de nuevos yacimientos en Bolivia así como la industrialización de las enormes reservas bolivianas de gas natural.

"Bolivia y Venezuela siempre hemos tenido estrategias comunes", declaró Chávez esta madrugada en La Paz, al término del encuentro que mantuvo en el Palacio de Gobierno con Morales, y antes de que ambos viajen a Iguazú, en Argentina, para entrevistarse con el argentino, Néstor Kirchner, y el brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva.

La idea es que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y Petróleos de Venezuela ejecuten grandes proyectos de explotación e industrialización del gas, para exportar electricidad, fertilizantes y otros productos con alto valor agregado, según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

En este punto, Chávez anunció que el próximo 18 de mayo volverá a viajar a Bolivia para acudir, en esa ocasión, a uno de sus campos petroleros para conformar "un primer nivel" en la alianza estratégica entre la estatal PDVSA y las empresas responsables de los yacimientos petrolíferos bolivianos.

"PDVSA está dispuesta a invertir su experiencia y sus modestos recursos para certificar la presencia de la mayor cantidad de reservas posibles en Bolivia. Luego asistiremos a la instalación de la planta Villamonte, para extraer los líquidos del gas que exporta Bolivia. Esa planta puede ser instalada en seis meses", indicó.

Sobre la decisión de Morales de nacionalizar los hidrocarburos, Chávez fue categórico al señalar que la soberanía "no se discute". Además, consideró que la decisión sólo hace respetar el referéndum del gas que se celebró en julio de 2004, la Constitución y la Ley de Hidrocarburos, promulgada el 17 de mayo de 2005.

"Nadie debe estar extrañado por eso, extrañados estaríamos si no lo hubiéramos hecho (...) Evo ha cumplido con su palabra sin ceder a presiones del imperio (Estados Unidos), las oligarquías y algunos medios de comunicación que estaban en manos de las oligarquías", precisó el mandatario venezolano.

"Muchos presidentes de la República que llegaron aquí (Bolivia) no aguantaron la presioncita de los sectores de la oligarquía, de los medios de comunicación y se arrodillaron al imperio, como siempre (...) Pero Evo no se rinde ni se rendirá", sentenció.