29 de agosto de 2008

Bolivia.- Morales convoca el referéndum constitucional para el 7 de diciembre

LA PAZ, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Mediante un decreto supremo emitido anoche, hora local, el presidente de Bolivia, Evo Morales, fijó para el próximo 7 de diciembre próximo la fecha de realización del referendo aprobatorio de la nueva Constitución.

En la consulta se preguntará también acerca de la elección de dos prefectos revocados y la extensión de tierras privadas agrícolas, informaron los medios locales. El anuncio lo hizo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en el hall de Palacio Quemado, en presencia del alto mando militar y policial, de los ministros de Estado, dirigentes sociales, legisladores y decenas de periodistas.

"Se decreta fijar la fecha del referendo nacional constituyente, dirimitorio y aprobatorio (....) para el 7 de diciembre de 2008", señala uno de los artículos del decreto leído por Quintana.

ENFRENTAMIENTOS

"No obstante los avances democráticos, el país ha sido testigo de gran resistencia de sectores conservadores de la sociedad y algunas instituciones anquilosadas en el pasado", indica el decreto de convocatoria. Los prefectos regionales opositores habían amenazado el miércoles con impedir la realización del referendo sobre la nueva Constitución en sus distritos.

Si se produce, la entrada en vigencia de la nueva Constitución marcará la "refundación" de Bolivia, prometida por Morales para dar más poder a los indígenas y consolidar una economía "antineoliberal" regida por el Estado. Morales dijo que tenía el mandato del pueblo boliviano para profundizar sus reformas luego de los arrolladores resultados que obtuvo en el referendo revocatorio.

"Estamos buscando la refundación de Bolivia para que la diversidad de los pueblos tenga los mismos derechos y obligaciones (...) Por eso (la Constitución) garantiza el Estado plurinacional, somos diversos, somos una gran variedad", añadió el presidente tras recibir ovaciones de sus seguidores.

La decisión del Gobierno fue asumida después de una reunión de dirigentes y parlamentarios del partido oficialista y sus aliados que presionaron al Morales para que busque la aprobación rápida de la carta magna mediante el referendo. El vicepresidente Alvaro García Linera declaró horas antes que los resultados de referendo "sepultaban el proyecto político de los cívicos y prefectos opositores".

La nueva Constitución "dignifica a todos los bolivianos", afirmó Morales en la noche, agregando que el documento no permitirá ninguna base militar extranjera en territorio nacional e impedirá que los servicios públicos puedan ser privatizados.

La convocatoria al referendo para la Constitución tiene como base legal la Ley aprobada el 28 de febrero de este año por el Congreso Nacional, en la que se convoca a referendo dirimidor y aprobatorio del nuevo texto constitucional, según explicaciones de miembros del Gobierno.

Simultáneamente al referendo constitucional, se realizarán elecciones de autoridades regionales de prefectos de La Paz y Cochabamba, de subprefectos y consejeros departamentales en las nueve regiones del país. "Necesitamos autonomías de los pueblos, no autonomías de los grupos", declaró el presidente, quien informó que conformarán un Ministerio de Autonomías.

"Yo siento que por primera vez en la historia boliviana el pueblo boliviano participa en la redacción de la nueva Constitución, mediante sus constituyentes. Ahora está Constitución será sometida al pueblo boliviano", concluyó Morales.