18 de enero de 2006

Bolivia.- Morales dice que debe aplicarse "un drástico castigo" a quienes autorizaron la salida irregular de misiles

Eduardo Rodríguez destituyó ayer al jefe del Ejército y aceptó la renuncia del ministro de Defensa

LA PAZ, 18 Ene. (EP/AP) -

Tras la destitución del jefe del Ejército y la renuncia del ministro de Defensa, el presidente electo de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que debe aplicarse un "drástico castigo" a los civiles y militares que autorizaron la salida irregular de un lote de misiles hacia Estados Unidos, donde fueron desactivados.

El futuro mandatario formuló estas declaraciones después de que el ayer el actual presidente Eduardo Rodríguez destituyera al comandante del ejército, general Marcelo Antezana.

Rodríguez también aceptó la renuncia del ministro de Defensa, Gonzalo Méndez, y ordenó una sumario interno en las fuerzas armadas, para establecer responsabilidades en el transporte inconsulto de los proyectiles a Estados Unidos.

Asimismo, anunció que pediría a la Embajada de ese país un informe sobre los funcionarios de la misión que estuvieron vinculados a la operación.

"Esto no puede quedar así. Los autores (de la salida de misiles) materiales e intelectuales, sean civiles o militares, tienen que ser juzgados", declaró a la prensa Morales, que asummirá el próximo domingo la Presidencia del país andino.

"Desarmar a las fuerzas armadas es un delito y los responsables deben ser castigados drásticamente", recalcó Morales sin hacer mención a la misión estadounidense.

JUICIO A RODRÍGUEZ

Morales sostuvo que su partido Movimiento al Socialismo (MAS) mantendrá la proposición de un juicio político a Rodríguez "en su condición de capitán general de las fuerzas armadas".

"Queremos unas fuerzas armadas que defiendan los recursos naturales y el territorio, que ingresen a la parte productiva, no queremos unas fuerzas armadas que sigan matando indios y campesinos", declaró a la prensa.

En una emisión televisada del informe oficial sobre el polémico caso de los misiles, que fue denunciado por Morales en octubre, el presidente Rodríguez admitió el martes que 28 proyectiles de fabricación china y de tipo tierra-aire "salieron de Bolivia de manera irregular".

Rodríguez justificó la destitución de Antezana al señalar "que no se siguieron determinados procedimientos y que no se evidenció una orden explícita y escrita que así lo autorice (salida de misiles)".

El mandatario indicó que una carta abierta que publicó Antezana en varios diarios el domingo, en la que dio al gobierno 48 horas para dar a conocer el contenido de un supuesto convenio entre Bolivia y Estados Unidos para desactivar las armas, y otras polémicas declaraciones que emitió sobre asuntos políticos, no "condicen" con el comportamiento que debe observar un militar.

De acuerdo con el informe del mandatario, oficiales del Ejército y una misión militar de la Embajada estadounidense en La Paz sacaron los misiles en octubre del año pasado de un depósito del Ejército y los enviaron en un avión militar de ese país a una base norteamericana.

Por su parte, la Embajada estadounidense no hizo ningún comentario el miércoles pero estaba analizando la posibilidad de emitir una declaración, informó esa misión.