10 de diciembre de 2007

Bolivia- Morales dice que su propuesta de revocatorio responde a "una vocación democrática" y no a "un interés personal"

LA PAZ, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró ayer domingo que su propuesta de celebrar un referéndum revocatorio sobre su mandato y el del vicepresidente, así como el de los nueve prefectos del país, no responde a "un interés personal" sino a una "vocación democrática", y aseguró no "tener miedo" a esta iniciativa.

Morales había dado la sorpresa al anunciar el miércoles pasado su voluntad de someter su mandato a una referéndum para que los bolivianos decidan si quieren que siga en el poder, y pidió a los prefectos de los nueve departamentos del país, seis de los cuales están en manos de la oposición, que hagan lo mismo. Ayer, el vicepresidente, Alvaro García Linera, fue el encargado de entregar el proyecto de ley al Congreso Nacional.

Según Morales, "es importante para revocar el mandato del presidente y prefectos que los votos obtenidos en las últimas elecciones debe ser aumentados por un porcentaje", es decir, explicó, superar los votos obtenidos en las últimas elecciones, que en su caso fueron el 53,7%.

Para el presidente boliviano, si se pretende revocar el mandato con un porcentaje menor al obtenido en las urnas sería una actitud poco democrática. "No hay miedo por la propuesta de revocatoria o ratificatoria al mandato, es una vocación democrática, no es en búsqueda de cierto interés personal, sino más bien que el voto del pueblo se tome en cuenta para profundizar la democracia", subrayó.

Según informa la agencia oficial ABI, el artículo 6 del proyecto de ley formula la siguiente pregunta: "¿Usted está de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio liderizado por el presidente Evo Morales Ayma y el vicepresidente Álvaro García Linera?.

En el caso del referéndum revocatorio departamental, en el artículo 7 se determina que la pregunta será: "¿Usted está de acuerdo con la continuidad de las políticas, las acciones y la gestión del prefecto del Departamento?".

Las autoridades que no sean revocadas en su gestión, continuarán en sus funciones y terminarán su período constitucional para el cual fueron electas, según el artículo 9 del proyecto de ley, que también señala que si el presidente de la República y el vicepresidente fueran revocados en su gestión, deberá convocarse a elecciones generales, por un nuevo período constitucional, en un plazo de 90 a 180 días.

En el caso de los prefectos que fueran revocados en su gestión, cesarán en sus funciones, el cargo será declarado vacante y conforme dispone la Constitución Política del Estado --aprobada ayer y que ahora será sometida a referéndum--, el presidente designará a la nueva autoridad que ejercerá hasta que se convoque a nuevas elecciones.

La realización del referéndum revocatorio está prevista dentro de los 90 días posteriores a la aprobación del proyecto de ley.