15 de octubre de 2011

Bolivia.- Morales se enfrenta a una consulta sobre su popularidad con las elecciones judiciales

LA PAZ, 15 Oct. (Reuters/EP) -

El presidente boliviano, Evo Morales, se enfrenta este domingo a una consulta sobre su gestión con la celebración de las elecciones judiciales en medio de diversos incidentes con las comunidades indígenas que podrían disminuir el casi incontestable poder que ejerce desde 2006.

Bolivia elegirá este domingo por primera vez por sufragio universal a los 28 miembros de los cuatro tribunales nacionales, aunque la batalla está entre el Gobierno, que ha pedido que se vote a alguno de los contendientes, y la oposición, que ha pedido que se vote nulo. En este país sudamericano, votar en los comicios es obligatorio.

Evo Morales se encuentra en un momento delicado de su mandato después de que varios ministros del Gobierno dimitieran por la represión de una marcha indígena que partió a mediados de agosto con dirección a La Paz para protestar por la construcción de una carretera por el Amazonas.

"Sin duda se verán bastantes votos negativos en estas elecciones. Este voto nulo, el de rechazo, quitará legitimidad a las autoridades elegidas", aseguró el analista y profesor universitario Carlos Cordero. Este experto sostiene que Morales se encuentra en una época de desgaste por las críticas de la oposición a su intento de tener un poder "hegemónico" con estas elecciones y por la solidaridad de la sociedad con los indígenas.

El presidente confía en "derrotar la conspiración de toda la derecha neoliberal con una mayoría del pueblo en las urnas". Jorge Lazarte, profesor en varias universidades europeas, señaló que las protestas por la carretera y un fracaso en estos comicios podría marcar "el principio del ocaso" del presidente.

Morales ha realizado una intensa campaña por estas elecciones. "Es un paso más de la refundación de Bolivia. Quienes se oponen a estas elecciones o hacen campaña por el voto nulo son enemigos de la democracia y del proceso de cambio", aseguró la semana pasada.

Los 116 candidatos, entre los que existe paridad de mujeres y hombres, fueron seleccionados por la Asamblea Nacional, que controla el partido de Morales.

ELECCIONES JUDICIALES

Estos comicios suponen una de las reformas de la Constitución aprobada por Morales en 2009. A través de esta votación, los bolivianos eligen a los jueces de los cuatro tribunales principales del país, en vez de ser elegidos directamente por la Asamblea.

Los 28 puestos se dividen entre el Tribunal Supremo (TS), que cuenta con nueve; el Tribunal Constitucional (TC), con siete; el Tribunal Agroambiental (TA), también con siete, y el Consejo de la Magistratura, (CM), con cinco. En el caso del Supremo, los nueve jueces representarán a cada uno de los nueve departamentos del país.

La ley obliga a que los candidatos a estas elecciones no tengan militancia política, ni hayan formado parte de los antiguos Ejecutivos dictatoriales o hayan estado inmersos en violaciones contra los Derechos Humanos.

En estos comicios, está prohibido hacer campaña. El Tribunal Electoral solo ha permitido la presentación de los candidatos y entrevistas personales. Los ganadores asumirán sus puestos el primer día hábil de 2012.