23 de noviembre de 2009

Bolivia.- Morales y García Linera se dan un baño de multitudes en un bastión de la derecha para apuntalar su candidatura

LA PAZ, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, encabezó este domingo en la ciudad de Santa Cruz (este) una inédita caravana con más de 2.000 vehículos, para impulsar su candidatura a la presidencia y la de Álvaro García Linera como vicepresidente de cara a los comicios del 6 de diciembre.

"Humildemente vengo a acá a pedir su apoyo. Las elecciones se ganan con votos y por eso los convoco a sumarse a este cambio, que es el cambio del pueblo boliviano", dijo en uno de sus discursos que pronunció en barrios, villas y centros de abasto popular.

Montado en un camión y secundado por decenas de jóvenes que espontáneamente y al trote formaron cordones de protección, Morales inició su andadura por las calles de una ciudad considerada como un bastión de la derecha y donde su margen electoral osciló entre un 35 y un 40 por ciento entre las elecciones de 2005 y el referéndum para la reforma de la Constitución realizado en enero de 2009.

En las últimas semanas empresarios y profesionales de la clase media de Santa Cruz apoyaron públicamente al mandatario en su reelección, lo que le llevó a afirmar que "ahora me doy cuenta de que Santa Cruz me quiere", reconociendo que "poco a poco se está sumando la gente de la ciudad y de la clase media al proceso de cambio".

En los diversos encuentros que sostuvo con la población el líder indígena condujo un tractor agrícola y se puso al frente de una carretilla movida por miembros de una organización de constructores que le paseó por los suburbios más populosos de la ciudad.

Durante la marcha miles de bolivianos se apostaron a ambos lados de la caravana para escuchar los discursos de Morales acerca de la "buena salud de la economía nacional", la dignidad de los bolivianos, la recuperación de los recursos naturales y el programa de gestión del Movimiento Al Socialismo de cara a los comicios.

"Quiero que me ayuden a ganar ampliamente el 6 de diciembre para seguir trabajando por el pueblo boliviano y cruceño", urgió, al tiempo que animó a la población a sumarse al proyecto de cambio político, cuyo buque insignia es la nueva Constitución boliviana, aprobada en las urnas con el 62 por ciento de los votos en enero de 2009.

Por su parte, el candidato a vicepresidente, subrayó la preocupación del Gobierno por garantizar el bienestar del pueblo, en especial de aquellos que viven en áreas rurales, asegurando que "los seguros agrícola y universal de salud serán la prioridades porque el Estado tiene que garantizar la protección al pueblo boliviano y a sus productores".

Asimismo, García Linera señaló que en la etapa que se abre tras las elecciones del 6 de diciembre se buscará dar un salto a la industrialización para fortalecer la economía y promover un crecimiento del sector de las telecomunicaciones para que todos los bolivianos estén comunicados y puedan acceder a la información.