22 de junio de 2008

Bolivia.- Morales inicia en Cochabamba su campaña para un referéndum revocatorio

LA PAZ, 22 Jun. (Reuters/EP) -

El mandatario boliviano, Evo Morales, lanzó en la ciudad de Cochabamba su campaña para un referendo revocatorio en el que los votantes decidirán si el presidente, vicepresidente y las autoridades regionales seguirán en sus cargos.

En la multitudinaria concentración, el presidente descartó la posibilidad de alejarse de su cargo y aseguró que su victoria en la votación del 10 de agosto significará la aprobación de la nueva Carta Magna, calificada por la oposición como indigenista.

Durante un discurso emitido la noche del ayer, Morales reiteró su llamado a los prefectos de la oposición a no sabotear el referendo revocatorio.

"Quiero decirles de manera pública y con respeto a los prefectos y a algunas cortes electorales departamentales, a algún partido de la derecha, a algunos que son pichones de la dictadura, que no se escapen del pueblo, que se sometan al pueblo," dijo el presidente, citado por el diario 'La Razón'.

El mandatario agregó que el proceso de cambio impulsado por su Gobierno es irreversible, lo que llevará a una nueva constitución y distribuciones de tierras, esta vez en las zonas bajas de Bolivia, un anuncio que ha sido rechazado por la oposición del país.

"El pueblo dirá si sigue el cambio o vuelve el modelo neoliberal, eso se va a decidir el 10 de agosto, el pueblo identificará a sus enemigos", continuó Morales.

El líder indigenista indicó que apoyarlo es aportar para profundizar el cambio y no hacerlo significaría volver al pasado, cuando a su parecer los partidos tradicionales entregaron los recursos naturales a manos extranjeras.

El domingo concluirá en la zona gasífera de Tarija un ciclo de cuestionados referendos en torno a estatutos autonómicos, en los que también se vieron involucrados los departamentos de Beni, Pando y Santa Cruz, donde se concentra buena parte de la rica oposición derechista.

El impulso opositor a los estatutos de autonomía, que han sumergido al país en una severa crisis política, intenta lograr mayor independencia regional y manejo de recursos del gobierno central.

Santa Cruz aprobó a inicios de mayo su autonomía en un cuestionado referendo, visto como una declaración de guerra de la oposición a los planes del Gobierno de instaurar el socialismo en el empobrecido país.

A través del estatuto autonómico, Santa Cruz, baluarte de la oposición de derecha, obtendrá competencias reservadas al Estado nacional en materia de educación, seguridad, justicia y economía.

Los dirigentes opositores cruceños afirmaron que la declaración de autonomía busca frenar las ambiciones centralistas de Morales, que lanzó una reforma la Constitución para aumentar el poder del Estado sobre la economía y dar más poder a la mayoría indígena.