11 de enero de 2008

Bolivia.- Morales y Lazarte no descartan revisar el borrador de la Constitución para calmar la crisis política

LA PAZ, 11 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y la presidenta de la Asamblea Constituyente del país, Silvia Lazarte, aseguraron hoy que no descartan revisar la nueva propuesta de Constitución para calmar la crisis política que sufre el país andino, tras una reunión celebrada en la residencia presidencial, según informó la propia Lazarte.

Morales se mostró esperanzado de que todas las partes tengan la "voluntad de combinar la nueva Constitución con las provincias", refiriéndose a las cuatro regiones, de las nueve que tiene Bolivia, que se proclamaron autónomas a finales del pasado año en protesta por el borrador que aprobaron los aliados de Morales en la Asamblea Constituyente, en la que cuenta con mayoría.

Los gobernadores de los departamentos quieren asegurarse de que el nuevo documento les garantice más autonomía, por lo que Lazarte dijo que era posible que se revisara el código, siempre que se alcance un tono conciliador en las negociaciones. Además, instó a los que quieren el cambio a que "los remitan a la asamblea".

Esta misma semana, los gobernadores de la oposición al Movimiento al Socialismo (MAS) y el propio Morales habían anunciado que tratarán de hacer enmiendas y forjar un pacto de unidad nacional para evitar que se produzca más confusión en el plano político de Bolivia.

Morales, cuyo principal apoyo procede de la región andina del oeste del país, pretende dotar de más poder político a los grupos indígenas, mientras que la oposición de las regiones del este, ricas en hudrocarburos, quiere que el presidente garantice que no cortará su parte de ingresos por las exportaciones de energía.

Los detractores de Morales creen que el presidente y sus aliados se aprovecharon de un boicot de los delegados opositores para forzar la aprobación del borrador de la Constitución, que será sometido a referéndum este año. También están previstos sendos referendos para ver si los bolivianos desean que Morales y los gobernadores de las nueve provincias sigan en sus cargos.