26 de enero de 2006

Bolivia.- Morales nombra a un activista de DDHH como nuevo embajador de Bolivia en EEUU

Una de sus misiones será conseguir "lo más rápido posible" la extradición a Bolivia del ex presidente Sánchez de Lozada

LA PAZ, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Boliiva, Evo Morales Aima, decidió nombrar embajador del país en Estados Unidos al activista de Derechos Humanos Sacha Llorenti, a quien le encargó particularmente tramitar ante las autoridades de ese país la extradición del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Llorenti tiene que ver "cómo buscar los mecanismos para conseguir lo más rápido posible la extradición" del ex mandatario, dijo el gobernante durante la posesión de Jorge Alvarado como presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), según el diario local 'La Prensa'.

Cuando fue presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Llorenti fue uno de los impulsores del juicio de responsabilidades contra Sánchez de Lozada, principal implicado en la muerte de 59 personas durante las jornadas de octubre de 2003.

Ahora, el Movimiento Al Socialismo (MAS) le otorga el poder para que lleve adelante los trámites para el retorno del ex mandatario, quien renunció después de la crisis social desatada por el intento del entonces Gobierno de exportar gas natural boliviano a través de Chile.

Llorenti también deberá liderar las negociaciones con el Gobierno de Estados Unidos sobre la ampliación de las preferencias arancelarias en favor de Bolivia. El Tratado de Libre Comercio (TLC) con ese país es otra de las misiones que debe cumplir el nuevo Embajador de Bolivia una vez que asuma sus nuevas funciones diplomáticas.

Bolivia exporta a Estados Unidos joyas, manufacturas, madera y accesorios de cuero libre de aranceles. El Gobierno de Morales Aima pretende ese acuerdo para beneficiar a la microempresa.

El anuncio del mandatario causó preocupación en representantes de Poder Democrático y Social (Podemos), Unidad Nacional (UN) y del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que cuestionaron la eventual designación de Llorenti, un conocido crítico de las políticas estadounidenses.

Para el diputado por el MNR Mario Justiniano, el activista "recibe el cargo por el cual ha trabajado en la APDHB, pues su labor al frente de esa institución no ha sido desinteresada". A su juicio Llorenti "es un enemigo del TLC con Estados Unidos y mal podría ser un negociador para el intercambio comercial con ese país".

Al senador de UN José Villavicencio le causó preocupación la información, pues a su criterio Llorenti "no es especialista en asuntos comerciales".

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresarios de La Paz, Bernd Abendroth, dijo que Morales Aima debió concertar con su sector el nombramiento del embajador en Washington.

Mientras tanto el senador de Podemos Luis Vásquez Villamor aclaró que el Gobierno tiene plena facultad para hacer sus designaciones y, en cuanto a Llorenti, sostuvo que las autoridades deberían analizar con cuidado las relaciones que pretenden tener con Estados Unidos.

El anuncio del gobernante se dio casi paralelamente a la reunión que embajador de Estados Unidos en Bolivia, David Greenlee, sostuvo con el vicepresidente de la República, Álvaro García Linera.

En un comunicado, la APDHB aclaró que la institución no va a "recomendar, respaldar o patrocinar la designación de nuevas autoridades".