28 de marzo de 2012

Bolivia niega que un acuerdo permita a EEUU trasladar armas en el país

LA PAZ, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Bolivia ha negado que exista un acuerdo con Estados Unidos que permita al país norteamericano transportar o transferir armas y municiones en el país andino, al tiempo que ha calificado como "sospechoso" el hallazgo de un coche de la Embajada de Estados Unidos en La Paz cargado con armas y municiones en el departamento de Beni (noreste).

   A través de un comunicado enviado a la Agencia Boliviana de Información (ABI), la sede diplomática ha aclarado que las armas y la munición estaban destinadas al "uso exclusivo" de la Policía para proteger sus instalaciones en la ciudad de Santa Cruz, ubicada en el departamento homónimo (este), que había informado de ello a las autoridades bolivianas y que estos movimientos están amparados por un acuerdo bilateral.

   En respuesta a este comunicado, los ministros bolivianos de Gobierno, Carlos Romero, y de Defensa, Rubén Saavedra, respectivamente, han informado en una rueda de prensa celebrada en el Palacio de Gobierno de que "no existe ningún acuerdo regularmente tramitado ante el Poder Ejecutivo".

   Según han explicado, Estados Unidos "se apega" a un convenio administrativo firmado con Beni en 2011 para la protección física de sus instalaciones diplomáticas. Si bien, han apuntado que se trata de un convenio "irregular" porque está firmado con un departamento, no con el Estado, y que no tiene validez porque expiró el 31 de diciembre de 2011.

   Además, han afirmado "de manera rotunda, categórica y enfática" que la Embajada de Estados Unidos en La Paz no ha tramitado ninguna solicitud ante las autoridades bolivianas para el traslado del material desde el municipio de Trinidad (Beni) hasta Santa Cruz.

   A este respecto, han explicado que el Gobierno ha pedido un informe al Comandante General de la Policía, que ha confirmado que no existe ninguna solicitud de permiso tramitada por las autoridades estadounidenses en el país andino.

   Además, han reiterado que les parece "absolutamente sospechoso y extraño el hecho de que este procedimiento de transferencia de armamento y municiones se haya hecho en horas de la madrugada". En su opinión, "es inexplicable ampararse en las sombras de la noche" si se trata de un procedimiento "perfectamente coordinado y programado" destinado a garantizar la seguridad en las instalaciones diplomáticas.

   Ambos ministros han cuestionado también por qué el traslado del material se hizo en un coche a nombre de la Embajada de Estados Unidos en La Paz que no está sujeto a revisión.