6 de mayo de 2008

Bolivia.- La oposición advierte de que no habrá diálogo si el Gobierno no reconoce los resultados del referéndum

LA PAZ, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Los prefectos de los departamentos bolivianos de Tarija, Mario Cossío, y de Beni, Ernesto Suárez, coincidieron ayer en señalar -por separado- que antes de instalar cualquier mesa de diálogo con el Gobierno, este debe reconocer los resultados obtenidos en la consulta sobre el estatuto autonómico cruceño, informó la Agencia Boliviana de Información.

"Yo creo que sólo vamos a trabajar con el presidente (Evo Morales) si modifica su conducta, yo creo que va ser posible hablar con el sólo si reconocer la voluntad popular", afirmó el prefecto tarijeño en declaraciones a la prensa.

Además, indicó que "mientras el presidente desconozca el resultado de la voluntad popular será imposible hablar, porque desconocería los acuerdos que se lleguen (en una mesa de diálogo) con todos los prefectos". De acuerdo a datos preliminares de la Corte Departamental Electoral (CDE) de Santa Cruz, el 84 por ciento votó a favor del sí y el 15 por ciento por el no y un nivel de abstención que bordea el 35 por ciento.

"La única posibilidad de avanzar en un diálogo, a partir de ahora, es sobre la base del reconocimiento del resultado de este referendo", insistió Cossío.

APOYO DEL PREFECTO DE BENI

Por su parte, el prefecto beniano, Ernesto Suárez, comentó que el Gobierno no esperaba los resultados que se han dado en la consulta realizada el domingo y que no lo quiere reconocer. Pese a manifestar que los prefectos siempre apostaron por el "diálogo", Suárez dejó en claro que "los procesos autonómicos, en Beni, Pando y Tarija", al igual que el que se desarrolló en Santa Cruz "van a continuar y no lo va detener ningún diálogo".

Consultado al respecto, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, manifestó que es necesario instalar una mesa de diálogo para que la autonomía sea conducida por la legalidad. "El Presidente ha sido bien claro, está convocando al diálogo a todos los prefectos para que se trabajen las autonomías, que son parte de un proceso irreversible", indicó Llorenti.

En ese entendido, expresó que ojalá los prefectos analicen la convocatoria del presidente y de la misma forma respondan y así se inicie un proceso de compatibilización, legítimo y legal entre la nueva Constitución y las autonomías "que son ya una base".

MESA DE DIÁLOGO

En ese marco, el secretario por autonomías de la prefectura cruceña, Gabriel Dabdoub, dijo que el principal escollo que impide instalar una mesa de diálogo, es la Constitución que fue aprobada en Oruro.

"Hay la voluntad (de dialogar), lo que se debe hacer es que el proyecto de Constitución del Movimiento Al Socialismo vuelva a un principio para que se incorporen las autonomías departamentales de forma real", apuntó.