5 de enero de 2006

Bolivia.- El padre de Villanueva ve "tremendamente positivo" crear una comisión para investigar el caso

SEVILLA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El padre del empresario español Javier Villanueva, que espera en régimen de arresto domiciliario en un domicilio de Santa Cruz (Bolivia) el comienzo del juicio en su contra por el asesinato de la fiscal antidroga Mónica Von Borries con un coche-bomba, consideró "tremendamente positiva" la creación de una comisión jurídica para investigar el caso, anunciada hoy en Madrid por el presidente electo de Bolivia, Evo Morales.

En declaraciones a Europa Press, Francisco Villanueva recordó que lleva "meses" demandando una medida de este tipo "ante la indefinición, negligencia, injusticia y corrupción de las autoridades bolivianas en el caso en el que se juzga a mi hijo".

Así, calificó de "definitorio" el hecho de que "el propio presidente Morales haya admitido que la existencia de un chivo expiatorio en determinados casos judiciales es una tónica habitual en Bolivia, cosa que hemos podido constatar a lo largo de estos meses".

Aunque Villanueva expresó su optimismo al exponer que "hay posibilidades reales muy importantes de que Javier pueda salir con bien de ésta", también manifestó que sienten "preocupación por la situación actual", ya que "la corrupción impera y detrás de todo este asunto hay intereses muy oscuros".

"No deja de llamar la atención el hecho de que con la lentitud que la Corte ha venido arrastrando durante todo este tiempo, ahora se aceleren tanto las gestiones para juzgarle", explicó Villanueva, para añadir que "el juicio es el 16, y Evo Morales no será investido hasta el 22, lo que puede explicar esta inusitada rapidez".

DENUNCIADO POR FALSEDAD DOCUMENTAL

Francisco Villanueva señaló que el "miedo" que sienten actualmente proviene del hecho de que "hace una semana intentaron meter de nuevo a Javier en Palmasola, al denunciarlo por falsedad documental en la compra del inmueble en el que ahora vive". "Es una cosa absurda, porque lo compré yo y todo el pago se realizó de forma correcta", agregó. El Juzgado de Instrucción en lo Penal Cuarto de la Corte de Santa Cruz se ocupa de esta causa.

Javier Villanueva está acusado de pertenecer a una organización criminal liderada por el ciudadano italiano Marco Marino Diodato. A pesar de reiterar en varias ocasiones su inocencia, admitió su culpabilidad tras ser sometido a torturas y vejaciones, según sigue sosteniendo la familia.

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Waldo Albarracín, publicó un informe a principios de julio de 2004 que reconocía irregularidades en el proceso de encarcelamiento, como que estuvo perdido durante cuatro horas desde su detención y que el médico de la prisión en la que está encarcelado detectó síntomas de tortura en su cuerpo.