31 de agosto de 2009

Bolivia/Paraguay.- La ONU denuncia la situación de la población indígena en la región de Chaco

NUEVA YORK, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La población indígena de la región de Chaco, en la frontera entre Bolivia y Paraguay, se ve muchas veces envuelta en situaciones de trabajos forzados y se enfrenta a la discriminación, a la pobreza extrema y en algunos casos a la violencia sistemática, según denunció hoy la ONU en un comunicado, en el que insta a ambos países a tomar medidas urgentes para proteger los Derechos Humanos de esas personas.

El Foro Permanente de la ONU sobre Asuntos Indígenas expresó hoy su gran preocupación por esta situación, el mismo día que publicó los informes sobre las visitas de delegaciones del Foro y de otras agencias de Naciones Unidas a ambos países.

Dichas delegaciones afirmaron haber encontrado que mientras los Gobiernos boliviano y paraguayo han tomado ya algunas medidas respecto a los trabajos forzados, deben decidirse acciones adicionales e inmediatas a causa de la gravedad de la situación.

La directora del Foro Permanente, Victoria Tauli-Corpuz, afirmó que se necesita una respuesta tanto a nivel nacional como internacional para ayudar a los indígenas de Chaco.

"Debe enviarse un duro mensaje a los dos Gobiernos", insistió. "Es inaceptable para cualquier sector de la sociedad el estar sujetos a trabajos forzados y a otros abusos", añadió.