4 de octubre de 2011

Bolivia.- La Paz denuncia "una campaña de mentiras" sobre las protestas indígenas para perjudicar al Gobierno

LA PAZ, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha denunciado este martes que es víctima de una "campaña de falsedades y mentiras" en torno al conflicto con las comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), a cuenta de la construcción de una carretera, y ha advertido de que el objetivo de estas acusaciones es perjudicar a la administración que preside Evo Morales.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ha explicado ante la prensa que "hay una intención de paralizar al Gobierno en sus actividades productivas" y que las reservas internacionales, las inversiones y la infraestructura sean "propiedad de la empresa privada extranjera y local y no del Estado".

García Linera ha indicado que eso fue lo que trató de hacer durante su mandato el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, pero que en 2005 fue derrotado en las urnas. Así, en una crítica a lo que ha denominado "pensamiento privatizador", el 'número dos' de Morales ha recordado que la carretera contra la que protestan los indígenas y que unirá los departamentos de Beni (norte) y Cochabamba (centro), no es una "inversión extranjera" y sí "es inversión del Estado".

Sobre la situación de las obras, García Linera ha explicado que los tramos primero y tercero de estas carretera han avanzado, pero el segundo, que transcurre por el parque, "no está definido". Morales paralizó los trabajos en esa zona ante las constantes protestas indígenas y los estudios se encuentran igualmente detenidos.

"No hay nada en el tramo dos, no tiene ruta porque el presidente así lo anunció el anterior lunes", ha recordado el vicepresidente, en unas declaraciones que recoge TeleSur. En cualquier caso, confía en que la paralización no tenga consecuencias económicas, aunque "tal vez" sí que causará "algún tipo de incidencia", ha admitido.