9 de febrero de 2007

Bolivia/Perú.- El Gobierno boliviano advierte que protegerá al asesor de Morales si Perú solicita su extradición

LA PAZ, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano advirtió que protegerá al asesor de comunicaciones del Palacio Presidencial, José Walter Chávez, si Perú llega a solicitar su extradición para juzgarlo por su supuesta vinculación con el grupo guerrillero Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aclaró que Chávez está en el país en calidad de "refugiado", por lo tanto, el Gobierno debe "garantizar y respetar" este derecho que se le concedió en el año 1992 cuando llegó a territorio boliviano después de ser capturado en 1990 por la policía de Perú.

"Es un refugiado, ha sido refugiado desde hace más de cuatro gestiones de gobierno y Bolivia va a garantizar y respetar sus derechos", declaró García Linera a la prensa local tras conocer que la Interpol dictó ayer una orden de captura internacional del asesor del presidente boliviano, Evo Morales.

Por su parte, el ministro de Gobierno boliviano, Alfredo Rada, recordó que "los convenios internacionales suscritos por el país y las propias leyes nacionales sobre la materia de refugiados establecen la obligación del Estado boliviano de prestar la protección a los derechos de todos los refugiados".

Rada aseguró que aún "no ha recibido noticias" de la orden de captura, pero informó que solicitó al Ministerio de Exteriores de Bolivia toda la información sobre el estatus legal de Chávez y, después de revisarla, determinó que la resolución por la que obtuvo el refugio político está vigente y es de carácter indefinido.

Por otro lado, el defensor del pueblo, Waldo Albarracín, aseguró que el asesor gubernamental "tiene una coraza, un blindaje legal irrompible porque es una coraza decidida por una comunidad internacional que viene desde la Convención para el Estatuto del Refugiado de 1951, un protocolo de 1976, varios decretos supremos del Estado boliviano que le protegen".

Chávez es solicitado desde hace 25 años por el delito de extorsión. Según han informado las autoridades peruanas los delitos que se le imputan a Chávez es haber sido un presunto miembro del Movimiento Tupac Amaru, principal grupo armado de la guerra interna que vivió Perú entre los años ochenta y noventa en la que murieron unas 70.000 personas.