19 de julio de 2013

Bolivia.- Portugal admite que Morales puede tener "razones de queja" por lo ocurrido con su avión

LISBOA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores portugués, Paulo Portas, ha trasladado a su homólogo boliviano, David Choquehuanca, una "palabra de reparación" por lo ocurrido hace dos semanas con el avión del presidente Evo Morales y ha reconocido que éste puede tener "razones de queja".

Según ha revelado su portavoz, Miguel Guedes, en una nota a la agencia oficial Lusa, Portas habló con Choquehuanca el martes pasado para trasladarle "una palabra de reparación por parte del Gobierno portugués, como contribución de Portugal para superar la tensión entre los países de Mercosur y los países de la UE".

El avión en el que viajaba Morales desde Moscú hacia La Paz el pasado 2 de julio tuvo que aterrizar en el aeropuerto de Viena ante la negativa de Italia, Francia y Portugal a permitir que empleara su espacio aéreo, debido a la sospecha de que el ex agente de la CIA Edward Snowden iba en el avión. El Gobierno boliviano también acusó a España de haber negado una escala a Morales, pero el Ejecutivo español ha asegurado que este no fue el caso.

Portas, según su portavoz, consideró que el Gobierno portugués debía una "palabra de reparación" --en ningún momento se habla de disculpas-- ya que en su opinión "el presidente Morales puede tener razones de queja en cuanto a la situaciones creadas en el espacio europeo respecto a su viaje de Moscú a La Paz".

El ministro de Exteriores luso se reunió el lunes con los embajadores de los países del Mercosur en Lisboa, a los que aseguró que Portugal "siempre autorizó el sobrevuelo de su territorio, informó anticipadamente a las autoridades bolivianas de sus decisiones y no exigió ninguna garantía respecto a los integrantes de la comitiva del presidente Morales".

Portugal, aseguró en dicho encuentro Portas, "considera de la mayor importancia las relaciones entre los países de la UE y del Mercosur" y "da prioridad a la proximidad con América Latina".

Cuando se produjeron los hechos, el Ministerio de Exteriores luso explicó que no se había autorizado una escala del avión por "motivos técnicos. Posteriormente, en una comparecencia parlamentaria, Portas indicó que el Gobierno autorizó "a su debido tiempo" el sobrevuelo del espacio aéreo por Morales y no puso en peligro su vida.