4 de enero de 2006

Bolivia.-El PP defiende derecho a discrepar ideológicamente de Morales y atribuye su victoria a "petrodólares" de Chávez

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, Gustavo de Arístegui, defendió esta mañana el derecho de su grupo político a discrepar ideológicamente de los planteamientos del presidente electo de Bolivia, Evo Morales, al tiempo que atribuyó como primera causa de su victoria la "inundación de los petrodólares venezolanos" que le entregó Hugo Chávez durante la campaña electoral.

En declaraciones a la Cadena Cope y recogidas por Europa Press, De Arístegui reconoció que existe una "vieja tradición" de que los presidentes electos iberoamericanos vengan a España antes de asumir su cargo, sin embargo dijo que en el caso de Morales hay que dejar "dos cosas muy claras".

Primero, que el PP "reconoce y respeta la voluntad del pueblo soberano boliviano de elegir a Evo Morales" y segundo, que el principal partido de la oposición tiene "todo el derecho de discrepar ideológicamente de los planteamientos" del líder indígena y de la política exterior del Gobierno español.

En este sentido, hizo hincapié en que Chávez está "interfiriendo" en los procesos electorales de América Latina. "La prueba viviente de ello es la victoria de Evo Morales, aplastante, en la primera vuelta por más del 51% con una inundación, literalmente hablando, de dólares procedentes de los petrodólares venezolanos a la campaña de Evo Morales", subrayó.

A ello, se suma la política exterior "disparatada" de España que ha "desubicado" a nuestro país, a su juicio. "La ha perjudicado en sus intereses, ha reducido y debilitado la posición internacional de España entre las potencias más importantes del mundo, entre las democracias más avanzadas del planeta y lo que ha hecho es generar una imagen de apoyo a regímenes en deriva totalitaria como el de Hugo Chávez o a personas que, con toda la legitimidad con la que han podido ganar las elecciones, pero que obviamente dicen unas cosas que ponen los pelos verdaderamente de punta, como es el caso de Evo Morales", afirmó.

En este sentido, criticó el hecho de que el presidente electo boliviano se haya sumado a una "alianza antiimperialista" contra la "primera democracia del mundo", Estados Unidos, un país "con muchas más luces que sombras".

"Cuando uno vende masivamente armas a Venezuela por valor de 1.700 millones de euros, manda al ministro de Defensa (José Bono) para bendecir esa venta, la percepción que se tiene en América Latina es que el Gobierno de España (...) tiene una enorme influencia", advirtió el responsable 'popular'.

Y la imagen de apoyo, en su opinión, del Gobierno español "a un régimen como el Hugo Chávez confunde a la opinión pública en América Latina, da margen de maniobra a un régimen en deriva totalitaria como es el de Hugo Chávez y da la impresión de estar en línea ideológica y en línea de opinión con personas como Evo Morales o como Hugo Chávez".

ESPAÑA, LÍDER DE LA INTERNACIONAL POPULISTA

De Arístegui opinó que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "ha renunciado a ser un líder en la Internacional Socialista para tratar de convertirse en líder en la Internacional Populista", al tiempo que respondió a las críticas del Gobierno socialista contra el PP por no recibir a Morales durante su estancia en Madrid.

"Hay que decirle al señor Moraleda (en referencia al secretario de Estado de Comunicación) que, simple y llanamente, la agenda del presidente del Partido Popular (Mariano Rajoy) no conseguía encajar con la visita del presidente de Bolivia", manifestó.

Asimismo, reiteró su crítica al secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, ya que Evo Morales reveló en su conversación telefónica con la COPE que el Gobierno español "había apostado por un candidato" y que le había prometido al líder indígena doblar la ayuda oficial al desarrollo a Bolivia si este último ganaba en las elecciones.

Preguntado si las inversiones españolas en Bolivia corren peligro con la llegada de Morales al poder, insistió en que éstas han sido "estratégicas y no especulativas" en los últimos años, lo que ha servido para que los países iberoamericanos hayan fortalecido y consolidado los servicios públicos.

"Estos servicios públicos estaban muy deteriorados en algunos países de esa región, donde por ejemplo el servicio telefónico o el servicio de suministro eléctrico y energético o la explotación adecuada de pozos petroleros que no tenían viabilidad económica de otra manera (...) han mejorado notablemente con la llegada de empresas españolas", constató De Arístegui.

PRIMER INVERSOR EN AMÉRICA LATINA

En su opinión, no se trata de apoyar "al gran capital, como dirían los trasnochados izquierdistas de nuestro Gobierno, sino simple y llanamente de reconocer un hecho verdadero, que España se ha convertido en el primer inversor en América Latina en los últimos 15 años".

Por último, advirtió al próximo mandatario boliviano que el populismo "carece de ideología" al no tener los conocimientos "suficientes" para tenerla. "Y cuando personas como éstas dicen que en el siglo XXI, que es el siglo de las ideas, la ideología está muerta, pues están demostrando su falta de capacidad y su falta de preparación", concluyó.