14 de abril de 2006

Bolivia.- El presidente Morales pide al Senado eliminar los gastos reservados y a sus antecesores rendir cuentas

LA PAZ, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió al Senado eliminar la partida de los gastos reservados del reformulado Presupuesto General de la Nación y, paralelamente, solicitó a sus antecesores rendir cuentas sobre el manejo de esta cuestionada partida presupuestaria, según informó la Agencia Boliviana de Información.

La decisión fue asumida a pesar de la definición inicial de que este tipo de recursos pasarían a ser administrados por el Ministerio de Gobierno con transparencia y sujetos a auditoría. El Mandatario explicó que con esta decisión pretende dar una vez más, una señal de transparencia.

El reformulado Presupuesto General de la Nación, aprobado por diputados durante la madrugada del pasado miércoles mantenía 30 millones de bolivianos en la partida de gastos reservados, de los que 1.6 millones fueron gastados del 1 al 22 de enero, los últimos 22 días del gobierno de Eduardo Rodríguez, El proyecto de ley paso al Senado Nacional y el Presidente pidió a esta instancia del Poder Legislativo que "eliminen todos los gastos reservados" que fueron una constante en los diferentes gobiernos para financiar los cuestionados pluses y otras irregularidades.

Los gastos reservados el 2003, durante el gobierno del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, alcanzaron a 150 millones de bolivianos; mientras el 2004, gestión del ex mandatario Carlos Mesa, llegó a 54 millones y el 2005 a 58 millones de bolivianos.

El Presupuesto General de la Nación, aprobado en diciembre del 2005, durante el mandato de Eduardo Rodríguez, establecía un monto de 30 millones de bolivianos. De este total, en 22 días se gastó 1.6 millones de bolivianos, un promedio de 10 mil dólares por día.

Ante esta situación, el Presidente Morales pidió a su antecesor rendir cuentas sobre estos gastos. "Quiero saber en qué ha gastado, quiero decirles, de esos 30 millones bolivianos presupuestados para este año, no hemos gastado ni un dólar, ni un peso", aseguró.

También se pedirá a Carlos Mesa rendir cuentas sobre estos dineros porque no es posible que los recursos de los bolivianos se manejen con discrecionalidad, explicó.