21 de febrero de 2006

Bolivia.- Los primeros testigos de la defensa comienzan a declarar en el juicio de Javier Villanueva

SANTA CRUZ DE LA SIERRA (BOLIVIA), 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los primeros testigos de la defensa del empresario sevillano Javier Villanueva, para el que se piden 30 años de prisión por su presunta implicación en el asesinato de la fiscal antidroga Mónica Von Borries con un coche-bomba, han comenzado a declarar en la vista oral del caso, una vez que la Fiscalía presentó esta mañana sus últimas pruebas.

En declaraciones a Europa Press, el propio Villanueva informó hoy de que la última prueba del Ministerio Fiscal ha sido el extracto de llamadas de su restaurante, en el que se incluye una llamada realizada a una heladería el día del atentado.

Según dijo, el juez preguntó a la Fiscalía por qué no llamaba a declarar a la novia del inculpado, Carola Torres, entre otros, a lo que el Ministerio público respondió que "porque no los encontramos".

Así las cosas, ahora es el turno de la declaración de los testigos de la defensa, iniciado por la declaración de José Martín Oros, el taxista que llevó a Villanueva desde el hotel en el que alojaba a una reunión que mantuvo en la citada heladería por cuestiones de negocio, según aseguró.

Javier Villanueva precisó que el taxista confirmó que llevó a Villanueva sobre las 15.00 horas del día del atentado --29 de febrero de 2004--, cuando el atentado se perpetró pasadas las 14.30 horas del mismo día.

Entre los testigos de la defensa que está previsto que presten declaración en las próximas sesiones del juicio, Villanueva destacó a un argentino que "me vio en la sala de internet del hotel antes de ir a la reunión" mencionada.

El juicio contra Villanueva comenzó el pasado 6 de febrero, con la lectura de un manifiesto por parte de la Fiscalía en el que expresaba su intención de "impartir justicia de forma imparcial", pese a las "presiones" recibidas de determinados medios de comunicación e instituciones extranjeras.