25 de abril de 2012

Bolivia.- Protesta de trabajadores deja diez policías heridos y varios manifestantes detenidos en La Paz

LA PAZ, 25 Abr. (Reuters/EP) -

Al menos 10 policías resultaron heridos y tres manifestantes detenidos el martes en Bolivia, durante masivas protestas que convulsionaron el centro de La Paz en demanda de mejoras salariales y en oposición al decreto gubernamental 1126, que eleva de seis a ocho horas diarias la jornada laboral del sector médico.

El Gobierno atribuyó el saldo a "provocadores infiltrados" en la marcha, mientras que líderes sindicales responsabilizaron a la represión policial.

"En todo el país se ha trabajado hoy con prácticamente absoluta normalidad", dijo en conferencia de prensa el ministro de Gobierno, Carlos Romero, al evaluar la protesta que la Central Obrera Boliviana (COB) había convocado como "huelga general" durante 48 horas.

Romero dijo que cinco de los policías heridos fueron ingresados en un centro médico, con heridas provocadas por la explosión de cargas pequeñas de dinamita lanzadas por manifestantes, y que sus vidas no corrían peligro. Los detenidos serán acusados de agresión a uniformados y uso ilegal de explosivos, dijeron fuentes policiales a la televisión local.

Por su parte, el líder de la COB, Juan Carlos Trujillo, admitió que no se produjo la paralización de las actividades en ningún sector, excepto en los servicios de salud, que suman cuatro semanas en huelga contra el decreto 1126. Sin embargo, el sindicalista advirtió de que están "comenzando una lucha" y que preparan "una huelga general por tiempo indefinido".

Además, hubo un enfrentamiento entre policías y estudiantes de medicina que se unieron a la protesta de los médicos, lo que dejó a una joven herida y tres detenidos, de acuerdo con el periódico local 'El Diario'.

CIUDAD RESGUARDADA ESTE MIÉRCOLES

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, ha dicho este miércoles que el Gobierno deplora "toda manifestación que exceda los limites de los derechos", el uso de la violencia y de métodos antidemocráticos, así como los daños causados a instalaciones públicas, informó la agencia estatal ABI.

El comandante de la Unidad Operativa de Tránsito, Carlos Osvaldo Gutiérrez, ha indicado que la marcha este miércoles ha paralizado el centro de la ciudad. Además, la Policía resguarda puntos claves de la capital, como la plaza del estudiante y la estación central.

El jefe de la Policía de La Paz, Alberto Aracena, ha indicado que el cuerpo de seguridad tiene la facultad de emplear la fuerza para garantizar la tranquilidad de la población, pero que procurarían no llegar a ese extremo, en la medida en que los grupos movilizados opten por el diálogo para resolver sus peticiones.

El Gobierno de Evo Morales ha ofrecido subir el salario mínimo nacional en un 18 por ciento, para ubicarlo en el equivalente de 142 dólares mensuales (107,55 euros), y el resto de los sueldos aumentaría en un promedio del 7 por ciento, apenas compensando la inflación acumulada el año pasado. La COB ha planteado, en cambio, un régimen salarial que permita cubrir los gastos calculados en 1.200 dólares mensuales (908,74 euros) para una familia de cinco miembros.

En paralelo, la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) ha anunciado su decisión de posponer para el jueves el inicio de la marcha que debía partir este miércoles, contra la construcción del segundo tramo de la carretera Villa Tunari (departamento de Cohabamba)- San Ignacio de Moxos (Beni), que atraviesa el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

La manifestación se ha cambiado de fecha debido a que los sectores que apoyan el proyecto de infraestructura bloquearon distintos puntos de Beni e impidieron la llegada de muchos de los que participarán en la protesta, ha informado el dirigente de la Cidob, Lázaro Tacoó, a 'El Diario'.