9 de enero de 2007

Bolivia.- Protestas en Cochabamba para pedir la renuncia del gobernador dejan 31 heridos y 20 detenidos

COCHABAMBA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de simpatizantes del partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS), retomaron las protestas en el departamento boliviano de Cochabamba para pedir la renuncia del prefecto (gobernador), Manfred Reyes Villa, lo que generó disturbios que dejaron un total de 31 heridos y 20 personas detenidas.

Los hechos violentos comenzaron en la sede de la prefectura cuando un grupo de personas agredieron a los policías que custodiaban las instalaciones y procedieron a incendiar varias oficinas públicas. Los enfrentamientos callejeros dejaron al menos 31 heridos entre ellos 10 periodistas, 11 policías y 10 manifestantes, según señaló hoy la prensa local. Otras 20 personas, cuyas identidades y paradero se desconocen, fueron detenidas por los cuerpos de seguridad en medio de los disturbios.

Poco después de que las autoridades lograron calmar las protestas en Cochabamba, la ministra del Interior, Alicia Muñoz, destituyó al comandante departamental de la policía, Wilge Obleas Espinoza, quien tres horas antes de los disturbios había tomado posesión del cargo. "No puede haber represión, no se puede utilizar a la policía para ejecutar actos de provocación hacia los movimientos sociales", subrayó.

Esta semana los grupos políticos del oficialismo expresaron que continuarán con las protestas hasta que el prefecto de Cochabamba dimita por haber promovido la independencia de algunos departamentos como éste y Santa Cruz. El Gobierno de Morales no ha expresado apoyo directo a ésta demanda, pero reconoció que el MAS está participando en estas acciones.