12 de mayo de 2006

Bolivia.-Rajoy pide a Zapatero "no bajarse los pantalones" con Morales si mantiene su decisión y que acuda a la justicia

CADIZ, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, pidió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que hable con su homólogo boliviano, Evo Morales, en la Cumbre UE-América Latina y Caribe que se celebra en Viena y, "si no obtiene una respuesta satisfactoria, no se baje los pantalones y acuda a los tribunales".

En su intervención tras presidir en Cádiz la Junta Directiva Regional del PP, Rajoy reconoció que "empieza a estar muy preocupado" por la política exterior del Gobierno, la cual, aunque "no entra en las preocupaciones normales de la ciudadanía, puede empezar a influir en la vida de los españoles".

A su juicio, la política exterior del Gobierno es "una bofetada al sentido común, a la lógica y a la razón", ya que "mientras se han reído las gracias, se han dado parabienes y se ha hablado de condonar deudas e incrementar las ayudas", aquellos "que desgraciadamente son jefes de Estado", citando concretamente a Morales y al presidente venezolano, Hugo Chávez, "están humillando a España" y Zapatero "no hace nada para defenderla".

En este sentido, el popular criticó que Chávez "está expropiando a muchos españoles que viven en Venezuela", mientras el líder de Bolivia "expropia" a las empresas españolas "y les dice que no las va a indemnizar para resarcir lo que hemos hecho en el país en los últimos 500 años". Además, recordó que Morales ha manifestado que el presidente español lo ha engañado, lo cual "seguro que es cierto".

Así las cosas, Rajoy aseveró que el Gobierno español "no puede aceptar los insultos y las humillaciones" y, por contra "tiene que defender a los empresarios, porque sus intereses, es decir, riqueza, bienestar y empleo, son los de todos los españoles".

En este sentido, pidió a Zapatero que en la Cumbre de Viena, "donde habrá una contracumbre a la que asistirán Chávez, Morales y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares", condene los "atentados" contra las empresas españolas en Sudamérica, "lesivos a los intereses de todos los españoles".

Por último, el dirigente popular aseguró que el presidente boliviano "sabe, como Zapatero, que lo que ha hecho es ilegal", por lo que pidió una defensa "con el apoyo de los socios europeos" de los intereses de las empresas españolas "demostrando que no aceptaremos que los caprichos de algunos totalitaristas nos afecten".