7 de octubre de 2012

El rebrote de las tensiones entre mineros cooperativistas y asalariados en Colquiri se salda con diez heridos

LA PAZ, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Diez trabajadores de la mina de Colquiri, entre cooperativistas y asalariados, han resultado heridos este sábado en enfrentamientos que suponen un nuevo rebrote de las tensiones, a pesar del acuerdo suscrito el pasado mes entre las partes y el Gobierno boliviano que sellaba el reparto de la explotación.

Testigos presenciales han relatado a los medios locales que se han llegado a registrar disparos y detonaciones. El viceministro de Interior boliviano, Jorge Pérez, ha asegurado que los mineros cooperativistas, en su regreso a la mina, han detonado cargas explosivas y han lanzado petardos por la "alegría" de volver a ver a sus familias tras un mes de negociaciones.

No obstante, ha admitido posteriormente que los mineros asalariados --adscritos al Sindicato de Trabajadores de la Empresa Minera Colquiri-- y los cooperativistas "nuevamente habrían empezado a lanzarse dinamitas de uno y otro lado".

Los mineros de la Cooperativa 26 de Febrero volvieron este viernes en medio de un amplio despliegue policial para evitar boicoteos, además de una unidad de desactivación de explosivos.

El reparto, acordado con el Gobierno boliviano, realizado en base a la veta del Rosario se ha oficializado tras 24 días de cercos y controles realizados por los trabajadores asalariados de Colquiri.

EL GOBIERNO LLAMA A LA CALMA

El Ejecutivo de Evo Morales ha aplazado el inicio de la explotación a que las partes presenten un plan a las autoridades y garanticen el pago del 50 por ciento del servicio básico y las obras de desarrollo.

En este contexto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, ha exhortado este sábado a los mineros cooperativistas y asalariados de Colquiri a que respeten el acuerdo suscrito el pasado 29 de septiembre en La Paz, que certifica "convivencia en paz" entre los trabajadores, según ha recogido la Agencia Boliviana de Información (ABI).

"Yo quiero recordar que hay un convenio que dice que los representantes de ambas partes, asumiendo un compromiso patriótico, expresaron que es recuperar la convivencia en paz y armonía dentro de la población de Colquiri. Quiero decirles a esos dirigentes asalariados y cooperativistas, quiero exhortarles a que cumplan su palabra", ha declarado Romero.

Además de confirmar los enfrentamientos y los diez heridos, Romero ha lanzado una advertencia para aquellos que alientan la "provocación" y ha anunciado que se reforzará la seguridad en la zona.

"Vamos a tener aproximadamente 350 policías en los siguientes minutos, estos han sido organizados en grupos y realizarán un trabajo de rastrillaje, de control, de disuasión y confiamos que la labor de la Policía sea colaborada por los dirigentes que tienen una responsabilidad directa", ha afirmado.