18 de enero de 2006

Bolivia.- Renuncia el ministro de Defensa boliviano y destituyen al jefe del Ejército por el caso de los misiles chinos

El general Antezana afirmó que los misiles salieron del país a petición del Gobierno de EEUU en previsión de un "autogolpe" de Mesa

LA PAZ, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente saliente de Bolivia, Eduardo Rodríguez, destituyó ayer al comandante del Ejército, el general Marcelo Antezana, por indisciplina al urgir al Gobierno a esclarecer el caso sobre la destrucción en Estados Unidos de misiles de propiedad boliviana, al tiempo que precisó que el militar será sometido a un proceso.

En un mensaje radiotelevisado, Rodríguez señaló además que aceptó la renuncia del ministro de Defensa, Gonzalo Méndez, quien la presentó para facilitar que se investigue su papel en el caso de los misiles. Asimismo, mandó a sumario informativo a tres generales de Brigada, incluido Antezana, por la entrega irregular de los misiles chinos a la Misión Militar de Estados Unidos en La Paz.

Antezana fue destituido después de asegurar que los misiles, de fabricación china, salieron del país a petición del Gobierno de Estados Unidos, en previsión de un "autogolpe" planificado por el entonces presidente boliviano Carlos Mesa. Antezana denunció que la Embajada estadounidense habría cometido excesos y ejercido presiones para acelerar la salida del armamento estratégico.

Más tarde, el general reconoció que se había "extralimitado" en sus declaraciones. "Como caballero debo reconocer que de repente me he extralimitado y debo dejar constado que no tengo absoluta seguridad y que no existe ningún sometimiento de nuestro Gobierno", explicó el general.

Así, el presidente saliente, que entregará el poder a Evo Morales este domingo, relevó a Antezana debido a sus declaraciones y comunicados, los cuales "no condicen con la normativa militar aplicable". La destitución se produce "sin perjuicio del procedimiento al cual también ha sido sometido", es decir un sumario informativo que alcanzará a otros jefes militares e inclusive a uniformados de Estados Unidos que trabajan en la legación diplomática de ese país.

"ERRORES DE PROCEDIMIENTO"

El mandatario insistió en que se desactivaron los misiles por razones de seguridad y que el trabajo fue asesorado por militares norteamericanos. Pero, preciso que nunca dio una orden expresa que autorice la salida de los misiles. De esta forma, responsabilizó a los miembros de las Fuerzas Armadas de los "errores de procedimiento" cometidos en este caso.

Sin embargo, diversos informes de prensa apuntan a que José Rodríguez, hermano del presidente y asesor del ex ministro Méndez, fue el responsable de ejecutar el ilegal traslado con ayuda de Invar Ellefsen, otro asesor, y Juan Arteaga. El familiar de Rodríguez sería experto en inteligencia militar, señaló la agencia de noticias 'Bolpress'.

Por otro lado, el diputado del Movimiento al Socialismo (MAS) Gustavo Torrico denunció que no sólo fueron desactivados 28 misiles sino 36 y que el Gobierno norteamericano en compensación habría entregado al Ejército 400.000 dólares de "libre disponibilidad". Días antes se dijo que Estados Unidos comprometió 2,4 millones de dólares a cambio de la desactivación.