20 de abril de 2006

Bolivia.- Santa Cruz amenaza con un paro cívico de 24 horas si Evo Morales no atiende su demandas antes del 27 de abril

LA PAZ, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de la Cruceñidad ha dado una semana de plazo al presidente de Bolivia, Evo Morales, para atender todas las demandas de los diferentes sectores de la región y, en caso contrario, el 27 de abril el departamento de Santa Cruz realizará un paro cívico por 24 horas, además de acusar al Gobierno de estar más preocupado por conseguir la mayoría absoluta en la próxima elección constituyente.

La medida fue acordada después de cuatro horas de discursos en los que se habló sobre las demandas en materia de recursos para educación y salud, más claridad en la licitación de la explotación del hierro de Mutún y la devolución del dinero que la Prefectura gastó para cubrir los daños causados por las riadas, según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

Germán Antelo, presidente del Comité pro Santa Cruz, calificó el hecho como histórico y pidió a Morales no poner a toda la gestión pública al servicio de un proyecto de obtención del poder absoluto. Por su parte, Róger Montenegro, delegado por la institución cívica para negociar la licitación de Mutún con el Gobierno, informó de que los ministros del área económica no cumplieron sus promesas.

Posteriormente intervino Roly Aguilera, secretario general de la Prefectura, quien explicó el estado de las peticiones en materia de salud y educación, y dijo que el Gobierno sólo ha ofrecido cubrir el 25% de las demandas de salud y el 50% de los ítems necesario para educación. Además, detalló los gastos que ha asumido la Prefectura para ayudar a los damnificados por las riadas.

José Céspedes, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, criticó al Gobierno de Morales y advirtió de maniobras que "ONG y sindicatos" estarían realizando para ocupar tierras de las provincias Guarayos, Germán Bush, Obispo Santistevan y Ángel Sandóval. "La próxima guerra que se nos viene es por la tierra", aseguró Céspedes durante su intervención.

UNA SEMANA PARA NEGOCIAR

Anoche, el ministro de Planeamiento, Carlos Villegas, ya jugó las cartas del Gobierno y prometió que la licitación de Mutún será hecha en el plazo convenido, el 30 de mayo. Sin embargo, consideró el caso EBX como "cerrado" y, por lo expresado el martes por la ministra de Salud, Nila Heredia, la otorgación de ítems también será una demanda difícil de cumplir, aunque aún hay una semana para negociar.

"Acordaremos declarar el estado de emergencia y la movilización permanente por la falta de interés y menosprecio demostrado por el Ejecutivo a la problemática del departamento de Santa Cruz, a quien apoyaremos en las políticas y gestiones que viene realizando para impulsar el desarrollo regional", según establece el primero de los puntos aprobados anoche por la Asamblea por la Cruceñidad.

Además, acordaron dar potestad al directorio del Comité pro Santa Cruz para que en caso de que el Ejecutivo de Evo Morales no atienda satisfactoriamente los requerimientos planteados, "determine la realización de un paro total de actividades por 24 horas en todo el departamento de Santa Cruz y se adopten las acciones y medidas que las circunstancias requieran".

Las principales demandas del departamento de Santa Cruz son por las inundaciones registradas en 12 municipios, que afectan ya a 5.209 familias damnificadas, con hectáreas de sembradíos perdidas que suman más de 120.000. De hecho, la Prefectura ha invertido más de cinco millones de bolivianos en ayuda y necesita 118 millones para reparar todos los daños.

Respecto a las demandas sanitarias, recordaron que hay un déficit de 5.258 ítems, equivalentes a 206 millones de boliviano, por lo que se necesitan al menos 831 para seguir operando. En Educación hacen falta 4.800 ítems, equivalentes a una inversión de 50 millones de bolivianos, y para cubrir el crecimiento vegetativo es necesario al menos 1.500 nuevos maestros.