4 de mayo de 2006

Bolivia.- Solbes dice que España tiene que "defender sus derechos" y no descarta recurrir a vías jurídicas

Considera que la nacionalización supone la "ruptura" de unos acuerdos internacionales equiparables "en cierta medida" a una "expropiación"

BRUSELAS, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, dijo hoy que España tiene que "defender sus derechos" en la disputa provocada por la decisión de Bolivia de nacionalizar los hidrocarburos, y abogó por recurrir a vías jurídicas si fracasa la negociación con las autoridades bolivianas.

"Yo soy de los que opinan que siempre hay que utilizar todos los elementos de negociación hasta que la negociación se acabe, pero hay que mantener también los márgenes jurídicos de actuación en caso de que la negociación no lleve a ningún resultado", afirmó Solbes a la entrada de la reunión mensual de los ministros de Economía de la zona euro.

El vicepresidente señaló que las nacionalizaciones decretadas por el Gobierno boliviano suponen la "ruptura de unos acuerdos internacionales de inversión y de protección de inversiones", equiparables "en cierta medida" a una "expropiación".

Por ello recalcó que "España tiene que defender, como otros inversores, sus derechos y sus puntos de vista" e intentar negociar "un resultado aceptable" para las empresas que han invertido en Bolivia. En el caso de que las negociaciones fracasen, Solbes abogó por recurrir a acciones jurídicas que no precisó.

El vicepresidente económico criticó con dureza las declaraciones del portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, en las que comparó las nacionalizaciones con el decreto del Gobierno que amplía las competencias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

"El señor Zaplana tiene una habilidad para mezclarlo todo y no entender nada realmente excepcional. Estamos hablando de dos temas radicalmente diferentes", aseguró, porque en el primer caso se trata de un "incumplimiento" de acuerdos internacionales mientras que sobre el decreto de la CNE lo que hay es "un debate sobre la interpretación jurídica de una norma".