12 de mayo de 2015

Bolivia tiene lista la respuesta a la CIJ sobre su concepto de "acceso soberano al mar"

Bolivia tiene lista la respuesta a la CIJ sobre su concepto de "acceso soberano al mar"
EUROPA PRESS/ABI

LA PAZ, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ha anunciado este martes que el Gobierno ya tiene lista la respuesta a la pregunta formulada la semana pasada por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el concepto de "acceso soberano al mar", en el contexto de su disputa territorial con Chile.

   El juez japonés Hisashi Owada pidió el pasado viernes a ambas partes que definieran su concepto de "acceso soberano al mar" al ser un término jurídico que carece de fundamento teórico y que solo ha sido usado por Bolivia y Chile en este litigio.

   Owada dio a La Paz y Santiago hasta este miércoles a las 15.00 (hora española) para entregar su respuesta, pero García Linera ha adelantado que el escrito boliviano "se entregará mucho antes" porque ya está acabado, según ha informado la agencia de noticias oficial ABI.

    "Venimos de Palacio después de haber cerrado el texto definitivo que va a ser remitido a los compañeros que están ahora en Holanda", ha dicho el 'número dos' en rueda de prensa, destacando que se trata de una respuesta "de consenso".

   García Linera ha aprovechado para destacar "el éxito" de Bolivia en La Haya y ha revelado que se basa en "tres condiciones claves: la estabilidad política y social y la visión de estadista del presidente (Evo Morales) para llevar a Chile a un tribunal internacional".

   En cuanto a la estabilidad política, ha sostenido que ha permitido que el Gobierno elaborara una memoria histórica sobre la causa marítima. "Ha permitido que el Gobierno atraviese una primera etapa de acercamiento, una segunda etapa de tratamiento con sectores populares y, ante el carácter infructuoso de ello, que pase a una tercera etapa en la CIJ", ha explicado.

   La estabilidad social --ha argumentado-- ha permitido "articular de "manera monolítica, sin ningún tipo de quiebre, a la sociedad boliviana en su conjunto mediante su sistema político, de instituciones, sectores sociales, ex presidentes y ex cancilleres".

   A ello se suma que "el presidente tuvo la audacia y la mirada estratégica de decir que había que dar un salto, que no podíamos repetir la vieja historia en la que nos habíamos movido todos los bolivianos a lo largo de los últimos cien años".

CAREO EN LA CIJ

   El equipo jurídico chileno ha pedido a la CIJ que se aparte de la demanda que Bolivia presentó el 24 de abril de 2013 para exigir la salida al mar que le fue arrebatada en la Guerra del Pacífico, librada en el siglo XIX.

   La semana pasada las partes comparecieron en La Haya para defender en dos rondas de alegatos orales sus respectivas posturas, tras lo cual el alto tribunal deberá decidir si archiva definitivamente el caso, o se declara competente y resuelve sobre el fondo del asunto.

   Santiago ha argumentado que con el Tratado de 1904 quedaron fijadas las fronteras entre ambos países y que, conforme al Pacto de Bogotá de 1948, los asuntos regulados por acuerdos bilaterales previos quedan fuera de las negociaciones que avala.

   La Paz, en cambio, considera que el Pacto de Bogotá sustenta sus exigencias y argumenta que el artículo que deja al Tratado de 1904 fuera de su ámbito de aplicación fue introducido en contra de la voluntad de Bolivia y con la promesa chilena de abrir negociaciones en un futuro.

   No obstante, ha sostenido que la demanda boliviana "no tiene nada que ver con el Tratado de 1904", que "respeta profundamente", sino con las "numerosas promesas" de Chile de negociar una salida soberana al Pacífico, por lo que ha acudido a la CIJ para denuncia la "amnesia" de La Moneda.

   En la réplica, Santiago ha reconocido que a lo largo de los años ha habido intercambios bilaterales sobre este tema, entre los que ha mencionado los encuentros de 1920, 1950 y 1975, pero ha esgrimido que en ningún caso constituyen un 'pactum contrahendo' (obligado por lo pactado).

Para leer más