11 de marzo de 2007

Bolivia/Venezuela.- Chávez acusa a EEUU de intentar asesinarle a él y a Morales

LA PAZ, 11 Mar. (EP/AP) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró hoy que el Gobierno de Estados Unidos a través de la CIA y sus embajadas en Latinoamérica está "operando" para cometer magnicidios contra él y el mandatario boliviano Evo Morales, y conspira para preparar golpes de Estado.

"Alerto: la embajada, las embajadas de Estados Unidos, siguen impulsando planes de magnicidio y de golpe de Estado en estos países nuestros. Acuso al Gobierno de Estados Unidos de estar detrás de todos estos planes", afirmó Chávez ante unos 2.500 campesinos en un acto público celebrado en la ciudad de El Alto.

En su enérgico discurso de más de dos horas, pronunciado en un acto que forma parte de la gira regional del presidente venezolano por América Latina, Chávez exigió la salida del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de la región.

"Gringos, go home", dijo el presidente venezolano entre los aplausos del público, que abarrotó las instalaciones deportivas de una escuela dependiente de la Fuerza Aérea Boliviana para darle la bienvenida, con pancartas y consignas contra Bush.

Chávez señaló que agentes de los servicios de espionaje de Estados Unidos y funcionarios de ese país "están regados por todas partes, haciendo planes, planes de desestabilización, planes de golpe de Estado". "Una de las tareas de la Embajada (de Estados Unidos) es comprar militares, para utilizarlos en defensa del imperio, en contra de su propio pueblo, la historia está llena de ejemplos", dijo.

Tal como hizo a su llegada al este del país ayer sábado, Chávez volvió a acusar a la prensa local de "oligárquica" y a otros países de operar en favor de Bush.

Los diarios más influyentes de Bolivia trataron la visita del presidente venezolano como una noticia de segunda o tercera importancia y dieron similar peso al hecho de que las principales autoridades del departamento del Beni, y su capital, Trinidad, no asistieran al acto de bienvenida, por considerar que estaría en campaña política. También denunciaron que militares venezolanos de su delegación protagonizaron incidentes con funcionarios locales.

Chávez rechazó también las críticas de que Morales es su "subalterno", lo mismo que el mandatario ecuatoriano Rafael Correa. Indicó que ellos no deben hacer caso a esos ataques, así como él no atendió los que le hacían para que se alejara del líder cubano Fidel Castro.

Morales, por su parte, dijo que "en todos los países donde ha ido Bush ha habido protestas" respecto de su gira latinoamericana. "Aquí hemos ganado para 500 años, compañero Hugo...", destacó.

El dirigente indígena recordó que en 2005 sostuvo que "de aquí a muchos años va a haber muchas Cubas". "Y no me he equivocado, es la misma lucha; hay dos comandantes de las fuerzas libertarias (Castro y Chávez) y no me equivoco", agregó.

Chávez y Morales firmaron cuatro acuerdos, uno que establece la adhesión de Bolivia a la Organización de Países Productores y Exportadores de Gas del Sur (OPEGASUR), que fundó recientemente en Argentina con Kirchner, y otro, al Banco Sur, también creado por ellos.

Otros dos documentos comprometen a ambas partes a convocar a una cumbre de presidentes de Sudamérica en Bolivia, en junio, con movimientos sociales populares del continente, y a fortalecer la Alternativa Bolivariana para América (ALBA) y el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), promovidos por Chávez.

El líder venezolano anunció que esta misma tarde partirá hacia Managua para entrevistarse con el mandatario Daniel Ortega, a quien consideró otro aliado de la causa "antiimperialista".

También asistió al acto, organizado por el Gobierno de Morales, el presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, quien dijo que Castro sigue de cerca los movimientos contra Washington.