13 de octubre de 2006

Bolivia/Venezuela.- EEUU califica de 'falsas' las acusaciones de Chávez de que preparan un golpe de Estado en Bolivia

LA PAZ, 13 Oct. (EP/AP) -

El embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, calificó el viernes de "falsa" la acusación del mandatario venezolano Hugo Chávez de que Washington estaría alentando un golpe de estado en este país.

"Los Estados Unidos estamos aquí tratando de promover la democracia, la prosperidad... el estado de derecho, la libertad de prensa para ayudar a los bolivianos a crear su propia democracia", dijo el diplomático cuando fue consultado sobre las denuncias de Chávez.

"Yo puedo decir que esa declaración es falsa", agregó en rueda de prensa ofrecida en el palacio de gobierno de La Paz, tras presentar sus cartas credenciales al presidente Evo Morales.

Chávez dijo el miércoles en Caracas que en Bolivia se está repitiendo un mismo formato: "una oligarquía apátrida, sectores muy poderosos, medios de comunicación, la Embajada de los Estados Unidos buscando militares golpistas".

El mandatario venezolano insistió en que Estados Unidos busca derrocar Morales y que ante esa posibilidad Venezuela "no se cruzará de brazos" en declaraciones que la oposición ha interpretado en Bolivia como una amenaza de intervención de hecho.

La agrupación opositora Podemos rechazó la "intromisión" de Chávez en los asuntos internos del país, al señalar que "si el gobierno no pone orden en las relaciones con Venezuela" convocará al Senado al canciller David Choquehuanca.

El senador de Podemos Oscar Ortiz dijo que "Bolivia no es colonia... de nadie" y que es "inaceptable" que Chávez amenace con intervenir si en su criterio se registrara algún intento desestabilizador en este país.

"Lo que ha hecho el presidente Chávez es mucho más grave, lo que vemos es que en dos ocasiones ha hablado personalmente de intervenir en Bolivia", indicó.

"Hay una institucionalidad democrática" y mecanismos internacionales ante una eventualidad así. "No tiene por qué intervenir él (Chávez), somos una república soberana", agregó el dirigente de Podemos, que cuenta con 13 de las 27 bancas del Senado.

Ortiz dijo que la oposición sospecha que detrás de las denuncias, que no ha rechazado Morales, hay una "táctica" concertada entre La Paz y Caracas.

Explicó que así se busca distraer la atención de serios problemas sociales y políticos, como el conflicto minero que dejó la semana pasada al menos 16 muertos y las dificultades por las que atraviesa la Asamblea Constituyente.

La oposición ha señalado que el gobierno no hizo lo necesario para evitar la violencia entre mineros, por lo que interpelará a tres ministros, mientras que la Central Obrera Boliviana (COB) ha anunciado un juicio de responsabilidades contra el mandatario.