3 de agosto de 2007

Bolivia/Venezuela.-Organizaciones cívicas de Santa Cruz protestan por la presencia de militares venezolanos en la región

LA PAZ, 3 Ago. (EP/AP) -

La reciente llegada de un grupo de 70 militares venezolanos a la ciudad boliviana de Santa Cruz provocó el rechazo en esa región oriental y una organización cívica de la oposición exigió al Gobierno que dé explicaciones sobre la situación, después de numerosas denuncias de que los extranjeros no pasaron por controles de migración.

La dirección de prensa del comando de las fuerzas armadas informó horas después a la AP que se trata de "una avanzada" de militares de Venezuela que llegó para garantizar la seguridad del presidente Hugo Chávez, y confirmó que el mandatario venezolano estará en la región central de Cochabamba el miércoles 8 y al día siguiente visitará La Paz. El presidente Evo Morales anunció ayer la llegada de su homólogo venezolano para firmar varios acuerdos energéticos.

"Es labor de todos que le preguntemos al gobierno, que nos dé una respuesta clara y concreta a qué vienen, por qué vienen aviones con venezolanos y cubanos y ni siquiera pasan por migración", dijo el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branko Marinkovic.

El prefecto (gobernador) de Cochabamba, el opositor Manfred Reyes Villa, también cuestionó la visita. "No por el hecho de que (Chávez) dé un cheque a las Fuerzas Armadas a través del gobierno se puede permitir esta injerencia", dijo Reyes, en referencia al cheque de 5,5 millones de dólares (3,98 millones de euros) de donación de Venezuela a las Fuerzas Armadas bolivianas, que entregó Morales la semana pasada al alto mando.

"Nos debe preocupar esta invasión pacifica, entre comillas, al país. Hoy el país está lleno de cubanos y venezolanos", añadió el prefecto.

El vicepresidente del comité cívico de Santa Cruz, Luis Núñez, indicó a AP que la llegada de los extranjeros se verifica en momentos de tensión en Santa Cruz, la ciudad más poblada del país, por la orden del gobierno de que 8.000 militares e indígenas desfilen allí el martes, día de las Fuerzas Armadas.

El comité considera al acto como "una provocación" a la región, principal bastión opositor.

Núñez recordó también que este miércoles organizaciones cívicas de siete de los nueve departamentos del país exigieron al gobierno que deje de promover y permitir la llegada de delegaciones de los gobiernos de Venezuela y Cuba, porque supuestamente tendrían por misión inmiscuirse en asuntos de política interna. El Ejecutivo boliviano de momento no ha respondido.

Además, el comité emitió ayer jueves un documento en el que se renueva el apoyo a esa resolución de los siete departamentos y se señala que las organizaciones que forman parte de la agrupación no participarán en el desfile del martes.

Imágenes registradas por la cadena de televisión Unitel mostraron a los efectivos venezolanos, vestidos de civil, en momentos en que bajaban de un avión militar de ese país a la plataforma del aeropuerto internacional de Viru Viru con grandes cajas, para después subir a tres autobuses que los esperaban a un lado de la pista.

Organizaciones profesionales y cívicas criticaron también esta semana la reciente llegada de 250 ciudadanos cubanos, de los que el gobierno informó que se trata de médicos. Con ellos, sumarían 2.250 médicos y paramédicos de la isla llegados a Bolivia en el gobierno de Morales.