22 de enero de 2006

Bolivia.- El vicepresidente de Bolivia insta a unir a Bolivia sobre las "nuevas bases" que instalará el Gobierno Morales

LA PAZ, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El recién investido vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, apuesta por "volver a unir a Bolivia" pero no sobre las bases de desequilibrio y el racismo que se han tenido hasta ahora, sino sobre las "nuevas bases" que instalará el Gobierno del indígena Evo Morales.

En su primer discurso en el cargo, que realizó desde la sede del Congreso Nacional, resaltó la importancia de tener un Estado "fuerte en economía, que priorice lo que es necesario para la patria y proteja a los más vulnerables y olvidados" que, según García Linera, ahora encontrarán más oportunidades para ser entendidos.

Sin embargo, también aboga por un Estado fuerte en lo social, integrando a los indígenas para una realización verdadera para la democracia. "Nunca más un Estado sin indígenas, el Estado es de todos, necesitamos un Estado fuerte, multicultural, donde todos los idiomas, los colores, valgan lo mismo", sentenció el vicepresidente.

Para García Linera, el objetivo de este Gobierno será "que los 8,5 millones de bolivianos nos sintamos satisfechos" de nuestro país. Además, instó a los presentes "a que nos acompañen en esta tarea para que Bolivia sea grande, poderosa, porque es todo lo que tenemos y Bolivia somos todos".