14 de marzo de 2007

Bolivia.- YPFB reconoce que hay una crisis de desabastecimiento de combustible en cuatro departamentos del país

LA PAZ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) reconoció hoy que en Bolivia actualmente existe un problema "estructural" de abastecimiento de Gas Licuado de Petróleo (GLP), gasolina y diésel, que ha generado un crisis de suministro en los departamentos de La Paz, El Alto, Oruro y Cochabamba.

Desde hace tres semana, se pueden observar en los puntos de abastecimiento largas filas de personas que esperan llenar sus recipientes con GLP que es utilizado en tareas domésticas y que forma parte de la canasta básica de precios regulados por ser un producto de alta necesidad en el país, informó la prensa local.

A este respecto, el presidente interino de YPFB, Manuel Morales Olivera, asumió la responsabilidad por parte de la empresa y dijo que se trataba de un problema "estructural" producto del déficit existente ocasionado por el crecimiento de la demanda con mayor incidencia que la oferta.

Así, destacó que existen tres aspectos que agravan este conflicto. El primero de ellos es la falta de producción en las refinerías de Valle Hermoso y Gualberto Villarroel que se encuentran paralizadas desde hace algún tiempo lo que ha mermado considerablemente la producción. El segundo elemento es el "contrabando hormiga" que se presenta en la frontera con Perú y, el tercero, el uso ilegal de GLP en los coches.

No obstante, Morales Olivera destacó que están tomando "soluciones sistematizadas" para poder tener controlada esta situación y normalizar el suministro de combustibles la próxima semana, pues se tiene previsto que las dos refinerías retomen operaciones el próximo lunes 20 de marzo.

A este respecto, el gerente de Petrobras Bolivia Refinación (PBR), Abel Fraire, señaló que la planta de Valle Hermoso reanudará su producción dentro del esquema programa cuando se le autorizó cerrarla para proceder a su mantenimiento y aseguró que están ofertando la cantidad de hidrocarburo convenida por lo que considera que no deberían producirse mayores inconvenientes.