14 de julio de 2009

Bolsa argentina revierte tendencia y baja con escasa liquidez

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - La bolsa argentina bajaba ligeramente el martes por una toma de ganancias vinculada a la volatilidad que registraban los mercados externos, en una plaza selectiva y con poca liquidez.

La prudencia general también alcanzaba a los títulos públicos, que registraban una suave mejora en medio de las expectativas de los inversores que seguían de cerca la convocatoria a dialogar que hizo el Gobierno a la oposición tras su reciente derrota en elecciones de medio término.

La primera reunión está prevista para el miércoles.

A las 1615 GMT, el índice accionario Merval perdía un 0,15 por ciento a un nivel de 1.546,11 puntos, tras haber trepado hasta el 0,59 por ciento en los primeros negocios.

Los papeles de la productora de alumnio Aluar caían un 2,19 por ciento, mientras que los del Banco Macro registraban una mejora del 1,56 por ciento.

La bolsa viene de ganar un firme 4,77 por ciento el lunes.

"Tenemos una Merval a la baja con pocos negocios y muy expectante a los movimientos del Gobierno", dijo Juan Diedrichs, analista de Capital Markets Argentina Sociedad de Bolsa.

Agregó que el mercado percibe que "el Gobierno no toma medidas de fondo" y que genera un efecto de "distracción" con la convocatoria al diálogo.

Los mercados argentinos anotaron recientemente una serie de caídas tras la renovación del gabinete que hizo la presidenta Cristina Fernández, y que dejó la impresión de una ratificación de la política económica.

El oficialismo sufrió una dura derrota electoral a fines de junio y ya no tendrá la mayoría en el Congreso cuando asuman los nuevos legisladores en diciembre.

En Brasil, el índice Bovespa perdía un 0,27 por ciento, y en Nueva York, el promedio industrial Dow Jones subía un 0,17 por ciento.

BONOS

La plaza extrabursátil de bonos tenía una suave mejora del 0,3 por ciento, alentada por el avance del 2,2 por ciento en los títulos 'Disc' en dólares.

Se aguarda hacia las 1900 GMT la publicación del índice oficial de inflación de junio, ya que varios bonos se ajustan por esa medición.

Las estadísticas oficiales argentinas son cuestionadas por analistas, opositores y hasta personal del ente que las elabora y acusan al Gobierno de reportar una inflación menor a la real para pagar menos renta a los bonistas.

Un sondeo de Reuters prevé una subida en el índice de precios al consumidor-06 del 0,5 por ciento promedio para junio.

La mandataria Fernández tomó juramento esta semana al ministro de Economía, Amado Boudou, quien ratificó en su puesto al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sindicado por la oposición y analistas como responsable del mal manejo del ente de estadísticas.

El riesgo país argentino, medido por el banco JP Morgan, y que estima el diferencial de los bonos locales respecto a los comparables del Tesoro estadounidense, bajaba 22 puntos básicos a 1.119 unidades.