2 de julio de 2009

Bomba en ciudad pakistaní deja al menos un muerto

Por Faisal Mahmood

RAWALPINDI, Pakistán (Reuters/EP) - Un atacante suicida con bomba en una motocicleta chocó el jueves contra un autobús que trasladaba a trabajadores de un complejo nuclear y se inmoló en la ciudad pakistaní de Rawalpindi, dejando al menos un muerto, informó la policía.

Pakistán ha sido golpeada por una ola de explosiones en las últimas semanas, en respuesta a una ofensiva militar contra milicianos talibanes en el noroeste del país, pero el ataque del jueves fue el más cercano a la capital desde que la ofensiva fue lanzada.

Rawalpindi, ubicada cerca de Islamabad, alberga los cuarteles del Ejército pakistaní y otras agencias estatales.

El jefe policial de la ciudad originalmente había dicho a periodistas que hasta seis personas habían muerto en la explosión, pero más tarde corrigió la cifra.

"Yo estaba en el lugar y me dijeron que la cifra de muertos era de cinco a seis, pero más tarde verificamos con hospitales y ellos confirmaron a un muerto y 29 heridos", dijo a periodistas Nasir Durrani, el jefe de la policía.

El oficial de policía de alto rango Rao Iqbal dijo que el bus trasladaba a trabajadores desde un importante complejo nuclear, Khan Research Laboratories.

Policías en el lugar retiraron los destrozados restos de una motocicleta que estaban junto al bus, cuyas ventanas se rompieron. Otro policía llevaba una bolsa de plástico, que aparentemente contenía trozos de carne humana.

En un incidente separado, una bomba al costado del camino explotó cuando una patrulla de la policía pasaba por las afueras de la ciudad noroccidental de Peshawar, causando la muerte a dos policías e hiriendo a cuatro, incluyendo a dos civiles, dijo el policía de alto rango Safwat Ghayur.

El Ejército inició la ofensiva en la región de Swat hace dos meses luego de que los talibanes tomaran control de un distrito ubicado a 100 kilómetros de Islamabad, sembrando temores en el país y entre sus aliados que necesitan ayuda pakistaní para combatir a Al Qaeda y a la insurgencia afgana.

Al acercarse el fin de la ofensiva en Swat, el Ejército ha estado atacando al jefe talibán Baitullah Mehsud en su bastión de Waziristán del Sur en la montañas de la frontera afgana.

El Ejército dice que Mehsud, por cuya captura hay una recompensa estadounidense de 5 millones de dólares y una recompensa pakistaní de 50 millones de rupias (615.000 dólares), está detrás del 90 por ciento de los ataques militantes en Pakistán.