11 de junio de 2009

Bonos EEUU suben por sólida subasta de bonos largos

Por Burton Frierson

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron el jueves, presionando a la baja a los rendimientos de referencia desde sus máximos de ocho meses, ya que una sólida subasta de papeles a 30 años alivió parte de los temores sobre el costo de financiar el creciente déficit de la nación.

La colocación de 11.000 millones de dólares fue la primera reapertura en la emisión de notas a 30 años desde que el Gobierno anunciara en abril que realizaría ventas mensuales de bonos largos. La venta se benefició también de la fuerte liquidación de los últimos días, que abarató el mercado.

Esta semana también fue la primera prueba para la capacidad de endeudamiento a largo plazo del Gobierno, desde que los inversionistas comenzaron a cuestionarse el mes pasado si la calificación de crédito AAA de Estados Unidos podría tener los días contados.

Una floja subasta de bonos a 10 años del miércoles aumentó las preocupaciones sobre el apetito por los 2 billones de dólares en nuevos bonos que entrarán al mercado este año fiscal, pero la venta de las notas a 30 años fue fuerte y dejó una sensación positiva sobre la emisión de 65.000 millones de dólares en la semana.

"Esto me dice que dado el precio correcto seguirá habiendo demanda por los bonos", dijo Bulent Baygun, estratega de BNP Paribas en Nueva York.

"El hecho de que la subasta de los bonos a 30 años tuvo un buen resultado espantó cualquier temor provocado por la subasta de notas a 10 años", añadió Baygun.

El precio del bono a 30 años repuntó en los minutos previos a la venta, y tras conocerse los resultados de la subasta logró un avance de más de un punto

El bono subió 1-9/32, con un rendimiento de 4,69 por ciento frente al 4,78 por ciento de su cierre del miércoles.

La nota de referencia a 10 años subió 24/32 en precio, contagiada por el bono a 30 años, y rendía un 3,86 por ciento frente al 3,96 por ciento del miércoles. Más temprano en la sesión, los rendimientos a 10 años subieron a 4,01 por ciento, su nivel más alto desde octubre.

Las notas a dos años avanzaron 2/32, con un rendimiento de 1,33 por ciento frente al 1,36 por ciento del miércoles.

SORPRESA

La mayoría de los indicadores de la demanda registraron niveles impresionantes en la subasta de los papeles a 30 años, mostrando que aún existe apetito global por la avalancha de notas estadounidenses que entrará en los mercados este año para financiar los planes de rescate financiero y de estímulo económico.

"Yo me colocaría en la categoría de los ligeramente sorprendidos, creo que es mucho mejor que lo que la calle estaba esperando", dijo John Schloegel, vicepresidente de estrategias de inversión de Capital Cities Asset Management en Austin, Texas.

"Las tasas nuevamente están al alza en tal medida que en algún momento tenía se tenía que alcanzar la paridad entre el suministro y la demanda. Quizás hemos alcanzado ese punto después de los cambios que hemos tenido en el mes pasado", agregó.

El ratio de cobertura de ofertas, un indicador de la demanda, fue de 2,68, bastante por encima del promedio de 2,39 de las tres subastas anteriores de reapertura de la nota a 30 años.

Los compradores indirectos, categoría que incluye a los bancos centrales extranjeros, tomaron más del 49 por ciento de los bonos emitidos, frente a un promedio cercano al 26 por ciento en las tres reaperturas anteriores.

De hecho, esta fue la mayor participación de los compradores indirectos desde la subasta que reintrodujo los bonos largos en febrero del 2006, cuando tuvieron una participación del 65,44 por ciento.

El mercado también se sintió aliviado luego de que la emisión semanal por un total de 65.000 millones de dólares en bonos concluyera finalmente. La próxima subasta de bonos será el 23 de junio, dando tiempo para que los inversionistas se recuperen