Borrell confía en una "nueva etapa" en las relaciones con Cuba y dice que no es el único "régimen autoritario"

ERC pregunta por "presos políticos" en Ecuador y el ministro dice que no interferirá en procesos judiciales en un país "perfectamente estable"

Borrell confía en una "nueva etapa" en las relaciones con Cuba y dice que no es el único "régimen autoritario"
6 de noviembre de 2018 ALEX ZEA/EUROPA PRESS

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este martes que confía en que la próxima visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Cuba, sirva para abrir "una nueva etapa" en las relaciones entre los dos países y "pasar página" sobre la extinta Posición Común de la UE que, a su juicio, ha hecho "mucho daño a las relaciones entre España y Cuba".

En una comparecencia en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado, el ministro ha terminado por definir a Cuba como "régimen autoritario", pero ha recalcado que no es "el único". Ello después de decir que Cuba "no tiene un sistema de partidos" pero sí grandes progresos en sanidad y educación, y que está por ver en qué queda la nueva Constitución cubana que está teniendo "gran participación ciudadana".

Sus palabras han sido recibidas con ironía por parte del 'popular' Dionisio García Carnero, que le ha reconocido su "brillantez" para usar eufemismos con una "dictadura de 60 años. Para Borrell, se trata de "llamar a las cosas de una forma que, sin desmentir lo que es, lo presenta de una forma menos conflictiva".

RAÚL CASTRO LE PIDIÓ SER TRATADO COMO UN SAUDÍ

De hecho, ha relatado que en una entrevista que tuvo con el expresidente Raúl Castro, éste le pidió que le tratase "como si fuera saudí o chino·, porque nadie llama dictadura a Arabia Saudí o a China y parece que Cuba es la única. "Vendré con un turbante la próxima vez", ha relatado Borrell, que como antiguo presidente del Parlamento Europeo recuerda muchas más resoluciones críticas con Cuba que con otros países.

El ministro espera que el viaje de Sánchez a Cuba tenga como resultado la creación de un mecanismo de consultas, tal como existe con otros países, que permita defender los intereses españoles, porque ahora mismo se da la paradoja de que la UE lo tiene, pero España no.

En Cuba viven 140.000 españoles --que serán pronto 200.000 a medida que se resuelvan expedientes de petición de nacionalidad-- y España es el tercer socio comercial de Cuba, a punto de ser el segundo, por delante de Venezuela y por detrás de China. También es el primer inversor, con 200 empresas presentes.

Por otro lado, los senadores, empezando por el PP, han pedido al Gobierno que se implique más en algunas crisis de la región, especialmente en la 'caravana de migrantes' de Centroamérica que se dirige a Estados Unidos. El 'popular' Luis Aznar ha reconocido que Estados Unidos tiene derecho a proteger su frontera pero ha pedido que, para evitar el "choque", trabaje con los Gobiernos afectados en particular con México.

Por su parte, desde ERC Josep Rufá le ha pedido a Borrell opinión sobre los "presos políticos" en Ecuador, incluido el ex vicepresidente Jorge Glas y el expresidente Rafael Correa, "exiliado en Bruselas", y sobre si España está haciendo alguna investigación o gestión. El ministro ha respondido que Correa está en Bruselas "como otros" --en alusión al expresidente catalán Carles Puigdemont y varios exconsejeros-- y que España no interferirá "en los procesos judiciales de un país perfectamente estable como es Ecuador".

Contador