24 de agosto de 2015

Brasil atónito ante la fuga de la 'alcaldesa ostentación'

RÍO DE JANEIRO, 24 Ago. (Notimérica) -

La alcaldesa de la ciudad de Bom Jardim, Lidiane Leite, tiene 25 años y se ha hecho famosa en todo Brasil no solo por huir de la Policía, que la investiga por sospechas de corrupción, sino por presumir de un estilo de vida lleno de lujos en las redes sociales, lo que le ha valido el apodo de 'alcaldesa ostentación'.

Bom Jardim es una localidad de 40.000 habitantes a 275 kilómetros de São Luis, la capital del estado de Maranhão, una de las regiones más pobres de Brasil, ya que según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) la renta media per cápita en esta localidad es de 193 reales (54 dólares).

Pero eso no impedía que Leite viviera con toda clase de comodidades, que no dudaba en compartir en redes sociales como Facebook e Instagram; tan pronto aparecía brindado con champagne como posando con su entrenador personal o viajando en moto acuática con amigos.

Leite no solo no escondía su lujoso tren de vida, sino que se regodeaba ante sus seguidores: "Compro lo que quiero, gasto lo que quiero. No me importa nada lo que piensen. Un besito para los envidiosos"; decía en un comentario.

En otro dejaba entrever que su riqueza tenía algo que ver con su cargo de alcaldesa: "Antes de ser alcaldesa yo era pobre, tenía un Land Rover. Ahora tengo un SW4. Pero tendría que haberme comprado un coche más caro porque gracias a Dios hay dinero de sobra"; decía.

Y es que la huida de Leite -desaparecida desde hace una semana- se produce después de que la Policía empezase a investigar una sospechosa trama que desviaba dinero público, en especial de las escuelas municipales, que iba directamente los bolsillos de la alcaldesa.

La Policía detectó transferencias de 40.000 reales en un año (11.300 dólares) para Leite y de otros 200.000 reales (56.500 dólares) para el abogado del Ayuntamiento, Danilo Mohana, además de varias irregularidades para reformar 13 escuelas, obras que se adjudicaban a empresas fantasma presuntamente creadas por la alcaldesa.

La 'alcaldesa ostentación' también habría timado a 16 agricultores, con los que firmó un convenio para que se encargaran de los menús escolares, pero ninguno de ellos llegó a recibir los 18.000 reales (5.000 dólares) anuales prometidos.

Su corta trayectoria está manchada desde el principio, ya que asumió el cargo de alcaldesa de forma accidental; su novio, Beto Rocha, era el candidato, pero el Tribunal Superior Electoral le prohibió presentarse a las elecciones por sospechas de corrupción 24 horas antes de que se abrieran las urnas, así que le sustituyó ella, y ganó.

Desde entonces Leite ha sido apartada momentáneamente de su cargo hasta en tres ocasiones, siempre por indicios de corrupción. Ahora, desde que está en busca y captura la Policía Federal ha pedido a los "ciudadanos de bien" del Maranhão que ayuden a encontrarla, y ha avisado que los que colaboren escondiéndola serán acusados de participar en organización criminal.