5 de agosto de 2008

Brasil/Bolivia.- Una empresa brasileña será la encargada de la construcción de una importante carretera boliviana

LA PAZ, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Patricia Ballivián, suscribió ayer con el gerente de la empresa brasileña OAS, Geraldo Pereira, el documento de adjudicación de obra para la construcción de la carretera que unirá Villa Tunari con San Ignacio de Moxos, informó la Agencia Bolivariana de Noticias.

El contrato de la obra que permitirá articular los departamentos de Cochabamba y Beni (con un tramo de 306 kilómetros), fue suscrito durante un acto multitudinario en la localidad de Isinuta (Chapare), a unos 250 kilómetros de Cochabamba. De la ceremonia de la firma del contrato también participaron el presidente Evo Morales y el alcalde de Cercado, Cochabamba, Gonzalo Terceros.

El mandatario resaltó la importancia de la vía que permitirá integrar al país, al igual que lo hará la Marcha al Norte que vinculará los departamentos de La Paz, Beni y Pando. Para este proyecto el Gobierno de Brasil dará un crédito por 148 millones de euros para la construcción de esa ruta de 508 kilómetros entre Rurrenabaque y Riberalta; y Venezuela otros 193 millones de euros para el tramo Santa Bárbara - Rurrenabaque de 327 kilómetros.

CONSTRUCCIÓN DE LA CARRETERA

Con la construcción de la carretera se pretende reducir los costos y tiempos de operación actuales, conectar todas las poblaciones involucradas en el proyecto, presentar una ruta alternativa para el tráfico interdepartamental e interprovincial entre Beni y Cochabamba. Asimismo, se pretende optimizar las actuales condiciones de transitabilidad, permitiendo rapidez y seguridad de los usuarios.

Durante la ejecución de la obra, el contratista (OAS Ltda.) deberá mantener por su cuenta y cargo una póliza de seguro adecuada, para asegurar contra todo riesgo, las obras en ejecución, materiales, instalaciones de control y monitoreo, equipos que estime conveniente, vehículos.

La obra llave en mano, bajo la que se suscribió el acuerdo, es la contratación por la cual el proponente oferta un producto terminado o un proyecto puesto en servicio, que pasa por la revisión del diseño, ejecución de obras, control de calidad, instalaciones, equipamiento, transferencia intelectual o tecnológica, mantenimiento y puesta en marcha o en servicio.